Logo de Yahoo!

Horas después de enterarnos de que Yahoo! despide a Carol Bartz, sustituyéndola por Tim Morse, el director financiero de la compañía, ya se empiezan a desatar los primeros rumores de compra de la compañía.

El mercado de Internet se ha puesto muy difícil desde que, en 2008, Yahoo! rechazase una oferta de Microsoft que sobrevaloraba el valor de las acciones en un 62%. Ahora, tendrá que conformarse con lo que le ofrezcan, porque, desde mi punto de vista, le quedan pocas posibilidades. Concretamente dos:

La primera, teniendo en cuenta la situación actual del mercado, con las grandes compañías cerrando proyectos poco provechosos y potenciando la absorción de compañías más pequeñas, es ser absorbida por una de sus competidoras. Habiendo duplicado sus beneficios en 18 meses se puede presentar como una empresa bien saneada y tal vez consiga una buena puja por sus acciones, pero dado que no ha sabido diferenciarse, innovar y ofrecer algo especial, es muy probable que la oferta no sea tan buena como entonces.

La segunda es diferenciarse, invertir en desarrollar algo nuevo que nadie haya explotado todavía y recuperar un nicho de mercado, pero con lo difícil que ha sido aumentar los beneficios en estos últimos años, esto es poco probable. Sólo le quedaría especializarse, como ya hiciera AOL en su momento, en los contenidos, tal vez formalizando la compra de Hulu de la que nos enterábamos hace unas semanas. De este modo, Yahoo! podría ampliar sus horizontes y abrirse camino en uno de los mercados del futuro: el del entretenimiento y la televisión interactiva.

Tal vez de este modo y con un buen plan empresarial, Yahoo! pudiese recobrar su protagonismo, esta vez en el salón de casa, o al menos, recibir una mejor oferta por sus activos... unos activos que, después de 17 años en el mercado, podrían estar tocando a su fin.

👇 Más en Hipertextual