En ALT1040 hemos escrito mucho de Windows 8, el cual desde hace tiempo está dando bastante que hablar, y lo que queda por delante. Cada vez falta menos tiempo para que conozcamos más sobre el próximo sistema operativo de Microsoft con los detalles que darán a conocer en BUILD y que servirán para ver con mejor el enfoque y hacía donde nos quieren con el sistema operativo de las ventanas.

Uno de los cambios más importantes serán las modificaciones que realizarán en la interfaz y que es uno de los cambios que puede ser más traumático para los usuarios, por ello están poniendo mucha atención a las opiniones que se están realizando en su blog, a los cuales les darán contestación. Como ya comentaron hace unos meses ellos mismos, Windows 8 es el cambio más importante en el diseño del sistema operativo desde Windows 95, por lo tanto no podemos pasar por alto ninguna de las cosas que están planteando. Leyendo lo que cuenta Steven Sinofsky en el blog de desarrollo del sistema operativo, la verdad es que parece que están haciendo un buen trabajo, aunque ciertamente todavía no hemos conocido el resultado final.

Sinofsky anuncia que darán respuesta durante los próximos días a los comentarios más representativos, lamenta no dar respuesta a todos, pero literalmente indica que están en inferioridad numérica para responderlos. Pero antes de comenzar a responder a los comentarios ha hablado, desde mi punto de vista muy sensatamente, sobre los comentarios que han generado las imágenes de la interfaz de Windows 8. Una de las cosas que comenta son la gran cantidad de sugerencias que les han llegado por correo electrónico sobre Metro UI, todas ellas basándose en unas pocas imágenes que se han hecho públicas, y señala que para ellos ha sido muy complicado transmitir la experiencia que tendrá el sistema operativo, ni aun habiendo intentado hacerlo con un vídeo. Pero parece que se muestran bastante seguros de estar en el camino correcto.

Leyendo un post anterior al que comentamos parece que Microsoft ha elegido tener cierto equilibrio con la interfaz de usuario, el cual podrá elegir si usa Metro o no. De hecho señalan que el escritorio se ejecutará como una aplicación más.

Si quieres estar permanentemente inmerso en ese mundo de Metro, nunca se verá el escritorio, ni siquiera será cargado a menos que expresamente lo quieras tener allí.

Es normal que los usuarios tengan dudas sobre un cambio tan importante como el que se avecina, sin embargo lo planteado por la gente de Redmond podría ser lo correcto, pudiendo tener una experiencia completa con Metro y si no lo deseas, pudiendo ejecutar el escritorio tradicional en el que cada uno estemos como en casa.

El próximo 13 de septiembre comienzan las jornadas en las que tendremos muchos más detalles sobre Windows 8 y personalmente tengo muchas ganas de tener más información. Ya sabemos que en el explorador tendremos Ribbon y la presencia de Metro, pero desconocemos en que proporciones estará presente. De lo que si podemos estar seguros es que desde Microsoft están decididos en dar pasos hacia delante en Windows y un cambio en la interfaz es muy importante.

Hace un tiempo comenté que Windows 8 podría ser una revolución para no quedarse atrás frente a otros sistemas operativos y lo sigo manteniendo, pero con el paso del tiempo se está demostrando como algo que va más allá. La llegada de Metro, heredada de Windows Phone, al sistema operativo de escritorio es quizá uno de los pasos claves dentro de una estrategia en la que parecen buscar la unificación de la experiencia de usuario en todos los sistemas que tienen para ofrecer a los usuarios un modo de uso, en medida de lo posible, homogéneo. En unos días tendremos más detalles sobre Windows 8 y aquí se los contaremos, ¿soy el único que está impaciente por saber más?