El Tetris es un mítico videojuego diseñado por Alekséi Pázhitnov en la antigua Unión Soviética en 1984 y que durante años nos enganchó a, prácticamente, todo el mundo. Raro es que hoy en día alguien no haya oído hablar del Tetris o recuerde su melodía (inspirada en una canción popular rusa, el Korobéiniki) o haya jugado en alguna consola clásica (en la Game Boy de Nintendo causó furor) o en algún salón recreativo. Posiblemente, como homenaje a este juego de leyenda, tres estudiantes el MIT han desarrollado una espectacular versión del juego con la que, además, puedes moverte un poco y, quizás, hacer algo de ejercicio.

No es que hayan desarrollado una versión del juego basada en Kinect (aunque sería gracioso ver cómo se controlaría el giro de las piezas con los gestos), sino que han diseñado un juego que es controlado mediante el movimiento de los pies sobre las clásicas alfombras de baile para ordenadores y videoconsolas, es decir, los controles del Dance Dance Revolution.

Valiéndose de dos enormes paneles de LEDs, de casi dos metros cada uno, que son utilizados como pantallas del juego (y en el que se ven representadas las piezas de colores), un ordenador portátil (que ejecuta el software) y el par de alfombrillas de baile, estos estudiantes del MIT nos hacen una demostración de cómo se juega a esta versión del tetris tan espectacular:

El proyecto, de nombre Burton-Conner Tetris Battle, desde luego, luce genial sobre las pantallas de LED y el control realizado mediante los pasos sobre la alfombrilla es una idea muy interesante.

Para todo aquel que quiera animarse a tener un tetris igual en su casa para su deleite y el de sus amigos, los autores del juego lo han colgado en un repositorio y lo han publicado bajo licencia GPL y, de hecho, admiten variaciones y contribuciones al código, así que todo el que lo desee puede participar en el proyecto que, por cierto, está realizado utilizando el lenguaje de programación Python.

👇 Más en Hipertextual