El relanzamiento de **DC Comics** ha provocado que muchos de sus personajes sufran cambios drásticos. Algunos han sido muy bien recibidos por la audiencia, como el caso del [Superman de Grant Morrison](http://alt1040.com/2011/09/action-comics-1-mision-cumplida) o Swamp Thing de Scott Snyder. Otros han sido muy discutidos, como la insípida versión de Green Arrow de J.T Krul o [la inclusión de Bunker](http://alt1040.com/2011/09/teen-titans-contara-con-un-personaje-abiertamente-gay) en Teen Titans. Ahora quien está en el ojo del huracán es **Starfire**, cuya aparición en «Red Hood and the Outlaws» ha decepcionado a una parte de los fanáticos y enfurecido a otros.

Expliquemos paso por paso. «Red Hood and the Outlaws» tiene como protagonistas a Jason Todd (Red Hood; otrora Robin II); a Roy Harper (Arsenal) y a Starfire. Se trata de un grupo de antihéroes, vigilantes y mercenarios, un poco al estilo de agrupaciones como los Thunderbolts de Marvel. El título está a cargo de **Scott Lobdell**, con dibujos de **Kenneth Rocafort**. Es un cómic dirigido para público adolescente –DC lo ha catalogado con T, para jóvenes de 12 años o más– y es una de las propuestas nuevas dentro del relanzamiento de la editorial.

Bien, la controversia ha sido desatada por la representación de Starfire, considerada como «demasiado sexual». No es para darse golpes de pecho –de hecho, históricamente, DC y Marvel han tendido hacia la exageración de los atributos femeninos–, pero el problema es que han tomado a un personaje que está **plenamente identificado con el público infantil**. Starfire es conocida entre el público no especializado gracias a la serie animada de Teen Titans, la cual fue emitida entre 2003 y 2006. Este programa de TV salía por Cartoon Network, un canal de dibujos animados para niños, donde tuvo bastante éxito. De hecho, en Estados Unidos aún se da por Boomerang; en tanto que en países como México, Argentina, Colombia, Chile o España también fue conocida.

En el cómic, **Starfire** es retratada como una hedonista, una mujer sin sentimientos que sólo ve al sexo como una actividad que no involucra sentimientos. En el arte, Rocafort la ha dibujado en un diminuto bikini, con el físico exagerado tan común en los cómics. Ante este cambio, la editorial ha recibido muchas quejas de chicos que se engancharon al personaje por la serie. Incluso, DC mantuvo en su línea infantil a una serie basada en los Teen Titans de la TV como un título regular hasta 2008. La apariencia de Starfire con la que los niños están habituados es ésta:

Los críticos han aprovechado la reacción de los fanáticos –niños, en su mayoría– para lanzarse contra **la objetificación de la mujer en los cómics.** La respuesta de DC ha sido lacónica, pidiéndole a los padres que miren con atención [la tabla de clasificación por edades](http://www.comicsalliance.com/2011/09/28/dc-comics-on-starfire-controversy-pay-attention-to-the-ratings/) antes de permitir que sus hijos lean ese título. Personalmente no estoy muy de acuerdo en el sexismo que practican dentro de las editoriales de cómic, pero no repruebo que se haga una reinterpretación del personaje –aunque sea una tan hueca como ésta–. Después de todo, de eso se trata el relanzamiento: de replantear por completo al universo DC.

Sin embargo, el problema está en la ejecución. Tomar a Starfire, un personaje femenino que había logrado atraer a las niñas al género, para convertirlo en **otra fantasía de figura curvilínea**, termina en una decepción para las seguidoras y un *disparo en el pie* para la editorial. No está mal que se trate de reinventar a un personaje –a la mente me viene de inmediato el Swamp Thing de Alan Moore, por ejemplo– sino que se haga de una forma tan torpe. En este sentido, se han metido con un héroe bien identificado por un sector y han ofrecido un resultado paupérrimo. Pero la discusión va más profundo: hacia mirar como permitimos que los roles de género, los prejuicios y los estereotipos sigan reproduciéndose en esta industria.

A propósito, cierro una parte del fenomenal texto de **Laura Hudson** sobre cómo la liberación sexual [ha sido malentendida](http://www.comicsalliance.com/2011/09/22/starfire-catwoman-sex-superheroine/) en los cómics. Merece la pena leerlo completo:

> En un mundo en el que las niñas ya son bombardeadas con más imágenes de mujeres uber-sexualizadas que de mujeres heróicas, es súper triste ver que una pequeña fanática de los superhéroes abandone el personaje que ella consideraba un modelo a seguir sólo porque alguien decidió que Starfire era un mejor pin-up que persona.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.