El 8 de septiembre de 1966, a las 20:30, la cadena NBC estrenó el primer capítulo de una serie creada por Gene Roddenberry (a quien por cierto Apple le regaló el Macintosh Plus 0001). “La Trampa Humana” fue la carta de presentación de Star Trek. En aquel momento, nadie podía saber que lo que tenían entre manos, acabaría convirtiéndose en parte de la cultura popular y en una de las más grandes sagas de la ciencia ficción. Tres temporadas y 79 capítulos que dieron paso a seis series relacionadas al mismo universo y doce películas. En el 2009, J.J. Abrams se encargó de desempolvar y poner a punto la franquicia, con una película que gustó tanto a los trekkies como a las nuevas generaciones, demostrando que la historia sigue en buena forma.

Star Trek parece que tiene cuerda para rato. No existe una frontera final para el universo Roddenberry: películas, dibujos animados, cómics, videojuegos, series de televisión … 45 años han pasado desde la emisión del primer capítulo y la serie sigue levantando pasiones. Pocos productos televisivos pueden decir eso. ¿Recordaremos Lost dentro de 45 años, Battlestar Galactica, House?

Gene Roddenberry imaginó un futuro progresista (siglo XXIII), una humanidad cortés y civilizada, un universo plagado de maravillas y amenazas, de razas alienígenas y mundos por descubrir. William Shatner, el aguerrido capitán James T. Kirk, era la voz que, al inicio de cada capítulo, nos introducía en la historia.

El espacio: la última frontera. Estos son los viajes de la nave estelar Enterprise, en una misión que durará cinco años, dedicada a la exploración de mundos desconocidos, al descubrimiento de nuevas vidas y nuevas civilizaciones, hasta alcanzar lugares donde nadie ha podido llegar.

¿Cómo es posible que una serie que fue cancelada por su baja audiencia acabara convirtiéndose en un fenómeno de masas? Gracias a las reposiciones. Así empezó a gestarse el fenómeno trekkie, la fandemia hizo que la serie no cayese en el olvido y el movimiento fue creciendo. La insistencia de los fans fue tal que lograron que saliese la primera película de la saga: Star Trek: La Película. Aunque el éxito de Star Wars también tuvo mucho que ver.

Aprovechando las amplias posibilidades de la ciencia ficción, la serie pudo hablar de los problemas sociales de su época trasladándolos a planetas lejanos y a razas alienígenas. La tripulación de la Enterprise vivía en un mundo casi utópico donde no existía el racismo, las amenazas nucleares, la discriminación, la guerra … temas de vital importancia para una América que se encontraba viviendo una época de cambios convulsos.

La crítica racial era la más evidente. La tripulación de la nave estaba compuesta por personas de diferentes razas y hasta por un extraterrestre, un vulcaniano. Este mosaico multiétnico ponía de manifiesto el sinsentido del racismo y la discriminación, abogando por la unidad entre los humanos y mostrando que era posible llevarla a cabo. En relación a esto, existe un interesante artículo de J.William Snyder Jr titulado “Star Trek: A Phenomenon and Social Statement on the 1960s”. En 1968, Star Trek fue el primer programa de televisión en mostrar un beso interracial, entre el capitán Kirk y la teniente Uhura.

El impacto de Star Trek en la cultura popular es enorme, se trata de todo un icono, que pervive y se retroalimenta. Es imposible imaginar que desaparezca. Los trekkies, mantienen vivo el sueño de Roddenberry, pero cualquier persona sabe de que estás hablando si mencionas el Enterprise o a Spock, todos conocen al capitán Kirk y a la teniente Uhura. Existen múltiples manifestaciones artísticas que se inspiran en la serie y grandes cantidades de material sobre la misma (libros, documentales, estudios, artículos). Su influencia en la ciencia ficción, cine y la televisión es un hecho; son muchos los personajes tanto en series como en cine que se declaran fans de Star Trek.. Zoe Saldana, en The Terminal, era trekkie, curiosamente terminó interpretando un papel en la película de Abrams. Sheldon Cooper en The Big Bang Theory es un trekkie y su amor por Leonard Nimoy se demuestra por la orden de alejamiento que tiene contra él. Hay muchos libros sobre la serie y la saga en general, en Amazon podéis encontrar una larga lista.

En cualquier convención de ciencia ficción siempre hay un invitado que haya participado en la saga y las estrellas de la primera serie son actores icónicos a los que siempre puedes encontrar como actor invitado en televisión.

Aprovecho para recomendaros el libro “Star Trek: The Original Series 365” guía sobre la serie que está plagada de imágenes inéditas, historias detrás de las cámaras, entrevistas, sinopsis de los 79 capítulos. Una auténtica mina para fans de la serie y para aquellos que se estén iniciando.

Como curiosidad, ¿sabíais que el buscador Google está en Klingon?

Larga y próspera vida.

Foto: Somos Ochenteros