Facebook es una gran plataforma. No sólo social, no sólo cultural, no sólo de infraestructura de servidores capaces de aguantar hasta 500 millones de usuarios al mismo tiempo. Facebook también es una gran plataforma de software. Por supuesto, qué mejor clase de software que el enfocado a redes sociales. Por eso, hace unos minutos, un nervioso Mark Zuckerberg dio a conocer al mundo los nuevos atributos de Open Graph: el conjunto de interfaces de desarrollo para la creación de aplicaciones integradas con Facebook.

A decir de Mark, las aplicaciones creadas con Open Graph ahora ofrecen

  • Una experiencia fluida, sin fricción, con todas las aplicaciones dentro de Facebook

  • Serendipia en tiempo real, es decir, la experiencia de encontrar lo inesperado en la red social: todo el tiempo

  • Una plataforma de búsqueda de patrones, un analizador de conductas y tendencias que proporcione una experiencia más orgánica a los usuarios. Patrones que se reflejarán en el renovado timeline de los usuarios.

Para demostrarlo, Zuckerberg, emocionado, hizo una muestra con Spotify (y de sus gustos musicales) integrado en Facebook. La experiencia es interesante, pues Mark no sólo escucha su música: también reproduce la canción que en ese momento escucha un amigo. Todo dentro de Facebook.

Y cuando Daniel Ek, CEO de Spotify, subió al escenario, tomó el micrófono para decir

Este es un gran día para todos los que aman la música.

Además de Spotify, están presentes aplicaciones para Rdio, Songza, TuneIn Radio, iHeartRadio, Audiovroom, earbits, Deezer, Rdio, SoundCloud, Rhapsody, Vevo, Mog, Jelli, etc. Eso en cuanto la música. Porque luego siguió Netflix, con su CEO hablando de cómo su producto aún no puede estar disponible en los EE. UU. debido a problemas legales, pero lo estará en el resto. Netflix afirma que incluso América Latina).

Facebook trabajó un año entero en Open Graph y hoy hemos visto los primeros frutos. Más de un millón de desarrolladores y casi mil millones de usuarios potenciales estarán agradecidos.