¿Cómo puede ser que el villano más famoso de la historia del cine no haya cobrado aún parte de su salario? Hace dos años se supo por primera vez que el actor que encarnó a Darth Vader en Return Of the Jedi, no había cobrado aún su parte porcentual de los beneficios de la película. Las razones dadas en ese momento por Lucasfilm eran que la película no había dado beneficios. Hoy el diario Atlantic relata la verdadera historia detrás de la contabilidad en Hollywood para conseguir que una película taquillera resulte "no rentable". A través del recibo de "empresas" auspiciadas por los propios estudios o del envío de cartas surrealistas al actor David Prowse que encarnó a Darth Vader, la industria del entretenimiento consigue "ahorrar costes".

La idea es la siguiente. Imaginemos a dos jóvenes que crean una "pequeña empresa" de venta ambulante de helados. La madre de uno de ellos le dice al hijo que tiene que compartir las ganancias con su hermana. El joven no quiere porque realmente lo que quiere es montar un negocio, así que le dice a la madre que no tiene beneficios porque todo el dinero invertido y los beneficios ha ido a parar a los gastos de la pequeña empresa. Claro que los beneficios si existen y han ido a parar al bolsillo de su amigo que más tarde los repartirá con él.

Esta forma de trabajar es exactamente igual que la que tiene actualmente Hollywood con el fin de evitar costes como son los pagos a los actores por beneficios. El caso de Darth Vader es exactamente igual. ¿Alguién se pude creer que una película como Return of the Jedi no es rentable? La película de 1983 ocupa el puesto 15 de las más taquilleras de toda la historia en Estados Unidos pero al parecer aún hoy no tiene beneficios para distribuirlos con el equipo. La cinta de Lucas recaudó 475 millones de dólares con un presupuesto de 32 millones, por lo que resulta complicado que los beneficios no aparezcan.

¿Cómo se explica? Pues al parecer a través de la asociación de los estudios con corporaciones paralelas en cada película que producen. Lo que hacen los estudios es borrar cualquier posible beneficio cargando sobre estas corporaciones una cuota enorme que eclipse los ingresos de la película, de esta manera a efectos contables la película no es rentable y no hay nada que repartir. En este caso, Return of the Jedi y sus 475 millones de recaudación no fueron rentables.

Existen casos actuales que demuestran que estas actuaciones son totalmente ciertas. El diario destapa un recibo y apunta a la película Harry Potter and the Order of the Phoenix, una de las películas más taquilleras de la última década. Pues bien, bajo la misma premisa, los contables de Hollywood terminaron reportando que tuvo 167 millones en pérdidas. Warner Bros cargó a una "corporación" 350 millones en distribución y publicidad mas una serie de tasas con intereses dirigidas a esta empresa externa.

Mientras y a día de hoy, David Prowse sigue esperando que lo que quedó estipulado en su salario para la película de George Lucas acabe reportándole algún beneficio. El hombre cobró un salario base más un derecho de porcentaje por beneficios en la cinta. Lucasfilm, ante sus continuas protestas, le sigue enviando cartas explicándole la situación. Prowse lo contaba así:

Recibo cartas ocasionales de Lucasfilm donde me dicen que lamentan informarme que como Return of the Jedi nunca ha entrado en beneficios, no tienen nada para enviarme. No lo entiendo ya que hablamos de uno de los grandes lanzamientos de todos los tiempos. No quiero parecer que me estoy quejando al respecto, pero por otro lado, si existe una mina de oro en alguna parte, creo que una parte de la cuota me pertenece y me gustaría verla

Así que lo que tenemos es a una industria que trata de obtener beneficios límites con corporaciones que registran pérdidas que superan los propios beneficios. Es triste pensar en este caso y en todos los que como él podrían estar en esa situación. Que el hombre que interpretó a un mito del cine y que formó parte de una las sagas más legendarias de la historia del cine, no reciba lo que le pertenece, parece ciencia ficción ciertamente.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.