gdrive_shot

Uno de los servicios de Google por el que siento especial predilección es Google Docs, la suite ofimática en la nube de los chicos de Mountain View que, poco a poco, ha ido creciendo hasta contar con completo catálogo de funcionalidades con los que podemos escribir textos, manejar hojas de cálculo o escribir presentaciones con una potente herramienta de control de cambios (discusiones) y, además, poder mantener reuniones virtuales gracias a los Hangouts de Google+. Quizás uno de los detalles que pasan algo más desapercibidos es que Google Docs, en el fondo, es un servicio más de almacenamiento en la nube puesto que podemos subir archivos y compartirlos con nuestros contactos, algo que podría hacerse mucho más patente con un proyecto de nombre Google Drive y que podría ser, precisamente, un disco duro en la nube.

Aunque por ahora no ha trascendido mucho sobre este proyecto, más allá de una imagen tomada de manera furtiva y algunas pistas escondidas en el código de Chromium, pero por poco que se puede ver, Google Drive sería el servicio de almacenamiento en la nube del que tanto se ha rumoreado y que, posiblemente, esté basado en Google Docs por lo que quedaría la duda si Google Drive sería un servicio nuevo o la nueva nomenclatura de Google Docs.

Según comentan en TechCrunch (y la verdad es que tiene bastante sentido), es posible que más que una nueva nomenclatura en sus servicios podríamos asistir a un reordenamiento de éstos. Google Drive podría ser el espacio dedicado al almacenamiento de archivos y Google Docs, simplemente, la suite ofimática, separando así las funcionalidades bajo nombres distintos. Esta tesis, realmente, es bastante lógica y pondría en relieve el hecho de que Google Docs, de por sí, ya era un servicio de almacenamiento en la nube puesto que permitía subir imágenes, vídeos, documentos ofimáticos o archivos PDF hasta cubrir una capacidad máxima de 1 GB.

Hasta aquí, básicamente, llegarían las conclusiones más evidentes en base a la imagen filtrada y algunas de las pistas que se comentan por la red, sin embargo, en TechCrunch se atreven a ir un poco más allá y apuntan a que Google Drive podría ser la alternativa de Google a otros servicios de almacenamiento como Dropbox o Box.net, ofreciendo, incluso, un cliente de escritorio que permita sincronizar archivos locales con los de la nube y actualizar los cambios que podría presentarse coincidiendo con la llegada de la nueva versión de Android, Ice Cream Sandwich, el próximo mes de octubre.

De 1 GB que, actualmente, tenemos en Google Docs a los 2 GB que nos ofrece Dropbox o los 5 GB de Box.net, aún hay un pequeño salto que, de cumplirse las especulaciones, Google tendría que salvar para ofrecer una alternativa competitiva frente a la oferta actual de servicios. De cumplirse todo esto y, sobre todo, teniendo en cuenta la positiva experiencia con Google Docs (y todas sus posibilidades), Google Drive podría ser un servicio bastante interesante que, seguramente, se integre perfectamente en el resto de servicios del gigante de Mountain View.

Se dice que los empleados de Google ya andarían probando este nuevo servicio, quizás no pase mucho tiempo hasta que se filtre algún detalle más.

Vía: Bitelia

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.