Música Propiedad Intelectual Sociedad

El Parlamento Europeo vota a favor del saqueo al dominio público

Por 14/09/11 - 01:51

El Parlamento Europeo vota a favor del saqueo al dominio público

Un desastre cultural es como acertadamente califica Open Right Groups a la aprobación en Europa de la extensión de 50 a 70 años del copyright en obras sonoras.

Y es que cada vez que algún material cultural con gran éxito comercial esta a punto de entrar al dominio público, la aplanadora legal que solo los monopolios intelectuales — como la industria de la música y el cine comercial — son capaces de financiar, se lanzan con todo para presionar a los débiles legisladores que mal representan a la sociedad.

Las justificaciones para aprobar esta locura, fundamentada en retórica y no en evidencia, y mucho menos en cumplir mínimamente con el propósito original del copyright que alguna vez fue el de incentivar la creación por medio de un monopolio temporal para eventualmente enriquecer el dominio público; responden únicamente a una concepción del copyright como una especie de “renta” vitalicia para los autores, independientemente de que de hecho se dediquen a crear o a sentarse en sus laureles. No hablemos siquiera de sí tienen talento o no.

La Sra.Maria Martin-Pratt ex-lobbysta del IFPI y ahora a cargo de la Unidad de Propiedad Intelectual de la Comisión hizo un gran trabajo al hacer que los estados miembros votaran la extensión del copyright basados en falacias como esta:

Los intérpretes generalmente inician sus carreras de jóvenes y el sistema actual de protección durante 50 años, aplicable a la fijación de ejecuciones en muchas ocasiones no protege sus performances durante toda su vida. Por esto, algunos intérpretes se enfrentan una disparidad en sus ingresos al final de su vida.

¿Por qué los intérpretes y autores de obras musicales merecen privilegios de este tipo? Un futbolista tiene una vida laboral muy corta por ejemplo, y nadie, nunca ha dicho (y menos legislado) para que se le tenga que pagar una renta de por vida por sus goles, de modo que no muera sin antes amasar dinero, aún después de que ya no desempeñe ninguna actividad productiva.

La respuesta a estas tonterías esta quizá en el hecho de que algunas reliquias de The Beatles estaban a punto de entrar al dominio público en Europa. No es broma. Pero mientras el millonario y ya decadente Paul McCartney o las disqueras que explotan los derechos de esta música serán los únicos beneficiados, artistas más honestos y verdaderamente talentosos como Ed O’Brien de Radiohead — y además uno de los líderes de Featured Artists Coalition — consideran que:

Esto significa que ellos (las disqueras) tendrán 20 años más de servidumbre a contratos que ya no son apropiados para la era digital.

Solamente Suecia, Holanda, Rumania, Bélgica, Eslovenia, Luxemburgo y la República Checa votaron en contra de este robo, no hay otra palabra.

La delegación sueca lamentó la aprobación de esta extensión:

La ampliación al plazo de protección de las grabaciones de sonido como se propone no es ni justo ni equilibrado. Por lo tanto, se corre el riesgo de socavar el respeto por los derechos de autor en general, aún más. Este acotencimiento es muy lamentable para todos aquellos que dependen de la protección de los derechos de autor para ganarse la vida.

Suecia cree que haya buenas razones para destinar medidas que mejoren la situación de los músicos profesionales y otros artistas que a menudo operan en condiciones económicas difíciles. La ampliación del plazo de protección no obstante, no será de beneficio para este grupo.

En este contexto, Suecia lamenta la decisión de adoptar la propuesta de modificación de la Directiva 2006/116/CE del Parlamento Europeo y del Consejo relativa al plazo de protección de los derechos de autor

Y es que el Parlamento Europeo simplemente dió luz verde al saqueo del interés público. Coincido, como siempre, con Glynn Moody. Esto es un robo:

El hecho es que el Consejo actuó de forma unilateral a instancias de la industria de la música que quería algo a cambio de nada - no porque nosotros, el público, hubiéramos pedido a los políticos cambiar la ley de esta forma, para hacernos más pobres de lo que ya éramos.

Así es como se ve el verdadero robo de propiedad intelectual: robar al público por medio de otra extensión injustificada y antidemocrática de los derechos de autor.

Esta música que algunos consideran como joyas y obras maestras posiblemente serán siendo intocables en su mente, mientras tanto, la ley de propiedad intelectual seguirá perdiendo legitimidad debido a los abusos (como esta extensión) para los que se utiliza y eventualmente, estas obras serán muy útiles para ambientar elevadores y demandar abuelitas por error.

Shane Richmond en The Telegraph alerta acerca de la viciosa tendencia de extender el copyright que puede terminar en que simplemente sea infinito, sin que exista evidencia alguna para que así sea:

La ampliación de plazos más de derechos de autor no protegen la creatividad, sino que lo dañan. Y sin embargo, los plazos del copyright siguen extendiéndose sin evidencia.

Esto es parte de un patrón en curso - una persona más cínica, incluso lo llamaría una campaña - en la que los derechos de autor se extenderán hasta el nunca se expiren. En 15 años más o menos, usted puede esperar una nueva campaña para extender los derechos de autor sobre las grabaciones de sonido a 95 años, coincidiendo con el plazo en los EE.UU.. Después de eso, vamos a ver presión para extender los plazos aún más, para que artistas reciban la misma protección - su vida más 70 años - como a los compositores y letristas.

Es decir que el copyright será infinito, incluso después de la muerte de los divinos autores:

El copyright solo sirve para mantener a intermediarios y abogados que cobran regalías por algo que ellos ni siquiera crearon o bien, tajadas por cuestionables demandas. El copyright mantiene a parásitos no a artistas.

The New York Times reporta que de acuerdo a un estudio del Centro de Políticas de Propiedad Intelectual de la Universidad de Bournemouth en Inglaterra, del 75 % de las ganacias que esta nueva política generarán, el 72% irán a parar en manos de las disqueras y solo el 28% a los artistas que según esto, el Parlamento Europeo pretende proteger.

Los únicos beneficiados serán literalmente 4 compañías disqueras, estrellas millonarias y negocios cuestionables, es decir: EMI, Sony, Universal y Warner; artistas como Cliff Richards, The Rolling Stones y sociedades de gestión estilo SGAE.

Los únicos felices, claro, son los beneficiados. El jefe de la cúpula del IFPI, Plácido Domingo, esta fascinado. Y su director ejecutivo lo considera una justa victoria. #Truestory

Esto es una victoria justa. Con esta decisión la Unión Europea esta dando a artistas y productores el trato justo que se merecen. La extensión del término de protección a 70 años, reduce la breha entre Europa y sus socios internacionales, y mejora las condiciones de inversión en nuevo talento.

Vaya definición de justicia. Es una lástima que el Parlamento Europeo no haya decidido darle un trato justo a la sociedad y en cambio, haya aprobado más saqueo y abuso en detrimento de esta para que la industria nos deleite con más artistas chatarra, incapaces de crear sin depender de un sistema medieval.

¿Dónde esta Nelly Kroes, la comisionada del Parlamento Europeo para la Agenda Digital y su discurso acerca de la necesidad de adaptar las leyes para proteger la creatividad? ¿Los ministros no leyeron el Reporte Hargreaves? ¿El Parlamento Europeo no se entera de los escándalos de corrupción institucional en los que las sociedades de gestión estan involucrados? ¿A quién pretenden engañar?

La contribución a la legalidad y la inovación del Parlamento Europeo es simplemente ayudarnos a todos a entender porque la propiedad intelectual es algo vergonzoso y cada vez más peligroso para poder garantizar la gobernabilidad y la legítimidad de las instituciones. Vandalismo parlamentario total.

Es patético que el Parlamento Europeo este financiando a un monopolio intelectual innecesario y dañino para la sociedad. Bueno estoy equívocada, quienes lo financian son los ciudadanos. Sí, este robo le costará 1000 millones de euros a la ciudadanía europea.

Imagen vía Liferfe

Puedes comentar sobre este y otros temas en nuestra comunidad

comentar

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Si sigues navegando estás aceptando nuestra política de cookies