¿Para qué entregar cables diplomáticos filtrados a la prensa, que ésta los analice con su equipo de reporteros, poco a poco, cuando puedes hacerlo en tiempo real, con un hashtag en Twitter? Bueno, esto pensó la gente detrás de @WikiLeaks. Y a decir de podemos ver en #wlfind. Aquí la crónica con ayuda de Storify.

Además, WikiLeaks aprovecha para anunciar nuevas filtraciones. Al momento de escribir estar líneas sólo las que tienen enlace han sido desveladas.

Las cosas alrededor de WikiLeaks hierven estos días luego de la disputa de datos con OpenLeaks y los mensajes cruzados. Los nuevos leaks en conjunto con el crowdsourcing en Twitter son aire fresco para la organización. Y un respiro mediático, por lo menos.