Algo empieza oler a anuncio de retoño en el matrimonio Nokia - Microsoft, la parejita de moda prometió al mundo de la farándula teconológica que no esperaban ningún resultado de su unión hasta finales de año o 2012 como muy pronto, pero acaban de sorprender a propios y extraños con una invitación para una fiesta en Colonia, Alemania el próximo 17 de Agosto prometiendo 'eventos excitantes', sorpresas, DJs, música cañera y con el sorteo de varias Xbox de Microsoft más Kinect de por medio. También, cómo no, habrá sorteo de terminales Nokia con Windows Phone, para lo que muy precavidos añaden al final la coletilla en letra más pequeña de 'tan pronto como esté disponible'.

No sé vosotros, pero esto empieza a ponerse cada vez más emocionante, la finlandesa ha cerrado el trimestre con pérdidas de varios miles de millones de dólares y la pseudobroma aquella de 'Elop está llevando a Nokia a la quiebra para vendérsela bien baratita a Microsoft' poco a poco ha ido cobrando tintes de verosimilitud cada vez más inquietantes. ¿Pero está todo perdido? No, el perfil de un teléfono con Windows Phone 7 se dibuja como la silueta de Batman sobre la noche de Gotham City, dispuesto a salvar todo lo salvable y a sacar a la compañía (a ambas compañías mejor dicho) de una espiral descendente de ventas fracasos y vergüenza tecnológica.

Puestos a elaborar conjeturas, yo doy casi por sentado que veremos el nuevo teléfono de Nokia con Mango, la última versión de Windows Phone, o al menos un adelanto del mismo. Algo así como una presentación de cartas sobre la mesa, para demostrar lo que se traen entre manos y pedir un poco de paciencia hasta que esté listo para navidades, poorque si hay algo de lo que no estoy muy seguro es de que finalmente se vaya a adelantar esa supuesta fecha de lanzamiento.

Lo que sí veremos será posiblemente una presentación en sociedad del filtrado Sea Ray y toda una serie de novedades relacionadas con la alianza entre las dos compañías, así como una posible integración de servicios de Nokia con Xbox Live, un bombazo sin duda alguna si se llega a convertir en realidad. De momento y por desgracia no son más que especulaciones, habrá que estar atentos al próximo 17 de Agosto para ver qué es lo que sale de la fiesta aquella y para ver si Nokia está decidida, de una vez por todas, a recuperar su puesto entre el mundo de los grandes fabricantes de smartphones.