Windows-Phone-7-Logo

Después de que HP anunciase el jueves la suspensión del desarrollo de dispositivos con WebOS en un giro a su estrategia de negocio, el futuro de este sistema operativo parece que pasará por un replanteamiento o, como bien dice mi compañero Carlos Rebato, "un borrón y cuenta nueva". Lógicamente, esta retirada de WebOS del panorama deja patente, por un lado, la hegemonía de Android e iOS en el sector de los dispostivos móviles y, por otro lado, la retirada de uno de los corredores del pelotón en el que se quedarían el Windows Phone de Microsoft y los dispositivos BlackBerry de RIM. Seguramente, el movimiento de HP haya sido seguido con mucha atención por Microsoft y RIM porque, según comentan algunas voces, podrían ser los siguientes en caer y, quizás, para prevenirlo, Microsoft ha decidido tender su mano a los desarrolladores de WebOS para que se pasen a Windows Phone y desarrollen para su sistema operativo.

Pues sí, aunque pueda parecer un movimiento algo oportunista, el Director de Desarrollo de Windows Phone 7, Brandon Watson, lanzó ayer un mensaje a través de su cuenta de Twitter para captar la atención del capital humano que estaba inmerso en el ecosistema de WebOS y reaprovecharlo en Windows Phone:

A los desarrolladores de WebOS: Nosotros os daremos todo lo que necesitéis para poder trabajar con éxito en Windows Phone, incluyendo terminales gratis, herramientas de desarrollo, formación, etc

Así de contundente se mostró Watson en su cuenta de Twitter y esa fue la oferta que lanzó a estos desarrolladores que, tras el anuncio de HP, se han quedado algo huérfanos. Quizás alguien podría verlo como "pasarse al lado oscuro" pero, bajo mi punto de vista, la captación de los desarrolladores de WebOS podría imprimir un soplo de aire fresco al sistema operativo de Microsoft y, además, le brindaría un know-how nada despreciable.

De todas formas, este anuncio de Watson no es el único intento de Microsoft por captar desarrolladores de aplicaciones para otros sistemas operativos móviles. La alianza con Nokia, por ejemplo, le reportará un nutrido equipo de desarrollo que, además, se ha estado viendo reforzado por otras campañas de captación como, por ejemplo, el lanzamiento de una herramienta que facilite la migración de aplicaciones iOS a WP7 o el ofrecimiento de terminales con Windows Phone 7 a George Hotz (geohot) o al equipo original del jailbreak de WP7, ChevronWP7.

Pero de todos estos intentos de promoción, los que más me llaman la atención son los encarnados por Brandon Watson, que además de lanzar ayer esta invitación, le ofreció a Scott Adams (el creador de Dilbert) un terminal con Windows Phone cuando éste escribió en su blog su mala experiencia con Android, algo que también ofreció a una periodista de Cnet a través de Twitter. Sin embargo, la acción de captación que más me ha sorprendido fue el día en el que Watson publicó su número de teléfono para debatir, con todo aquel que quisiese, sobre Windows Phone 7.

Twitter Brandon Watson

¿Y con todo ésto a dónde quiero ir a parar? Dejando a un margen los chascarrillos de Watson, estos movimientos de Microsoft para captar desarrolladores y aumentar su catálogo de aplicaciones, dejan patente la importancia que tienen las aplicaciones para definir el éxito (o el fracaso absoluto) de un sistema operativo móvil. En la que llaman la "era post-PC", son uno de los puntos clave que pueden lanzar a lo más alto un sistema operativo móvil o hundirlo en la miseria y, por muchas herramientas de desarrollo que se faciliten, si no existe un capital humano que trabaje en ellas y vea posibilidades de negocio, poco se puede hacer.

Por cierto, ¿qué os parece la oferta de Microsoft a los desarrolladores de WebOS? ¿Pensáis que será bien acogida por éstos? ¿Desarrollar para WebOS y pasarse a Windows Phone 7 es una reconversión de actividad lógica o, por el contrario, os parece que va contra-natura?