No es la primera vez que Microsoft idea un sistema con el que parar la piratería que sufre su sistema operativo desde hace muchos años. Se ha hablado mucho sobre esta, de si realmente es un perjuicio para ellos por las licencia que dejan de vender o si por el contrario, les genera más beneficio a pesar de no tener esos ingresos. Sea como fuere, en Microsoft parece que intentarán de nuevo reducir el número de copias piratas de Windows y para ello usarán la llamada nube.

El caso es que en una de las últimas builds desarrolladas por Microsoft hay el rastro del que parece será el sistema de validación de Windows 8. Básicamente el número de serie para validar la instalación el sistema operativo se podrá obtener únicamente desde los servidores de Microsoft, por lo que la tarea de piratear Windows se volvería un poco más complicado de lo que actualmente es.

A además de esto cabe otra posibilidad, para detectar las instalaciones que hayan podido sobrepasar el anterior escollo. En el nuevo sistema de arranque rápido de Microsoft, cabe la posibilidad de que el sistema operativo se conecte con los servidores de la empresa de Redmond y en caso de detectar una instalación no valida podría bloquear el sistema operativo o limitar las funcionalidades, anunciando al usuario que su copia de Windows no es original, como lo hace actualmente.

¿Será esto suficiente para rebajar la piratería de Windows? Desde mi punto de vista, me parece bien que desde Microsoft quieran defender su negocio y por ello quieran luchar contra la piratería, que está muy extendida en su sistema operativo. Pero este sistema no será para nada perfecto y con el tiempo, ya sea más o menos, sucederá lo que ha pasado hasta ahora: saldrá alguna herramienta que permita esquivar estos sistemas.

Probablemente estos sistemas compliquen la forma de piratear el sistema operativo, pero personalmente tengo serias dudas de que un sistema operativo sea 100% infalible contra la piratería. En definitiva, como ya comenté hace unos días, opino que lo mejor que puede hacer Microsoft es bajar el precio de Windows, lo cual probablemente pueda ser más efectivo que desarrollar complicados sistemas antipiratería que a la larga probablemente sean sobrepasados.