Privacidad, bendito tesoro que va camino (si no lo es ya) de convertirse en una utopía en la red. Hasta ahora se había criticado ampliamente a una red social por encima de las demás en cuánto a la forma en la que manejaba la privacidad de sus usuarios. Facebook ha sido sin duda la web que más ha acusado las políticas que impartía. Es por esto que resulta sorprendente la noticia que ha saltado desde hace unas horas. LinkedIn, la red social de ámbito profesional y sin duda alejada en el tono y la práctica del resto, utiliza nuestra base de datos, es decir, foto y nombre, para aplicarla a los anuncios en línea de manera predeterminada. Tu foto junto a la publicidad de una empresa o marca que estas siguiendo.

Al igual que Facebook, un cambio en sus políticas en el mes de junio permite a la red social utilizar el avatar y nombre de cada uno de sus usuarios para mejorar los porcentajes de clics en los anuncios en línea. ¿Cómo lo hace? Muy fácil, con la herramienta que lanzó en el mes, Social Advertising.

Al lanzarla (y todos los usuarios deben aceptar), LinkedIn disponía de la información de cada usuario para utilizarla como parte del sistema. Desde ese momento la red social ha dispuesto de la fotografía y el nombre real de cada usuario para enviarla como parte de los mensajes de los anunciantes y hacer así "el anuncio más relevante". Otra forma en la que se aplica la norma es a la hora de recomendar. Si un usuario miembro de la red recomienda a otro usuario seguir a una empresa, su nombre y foto puede aparecer en los anuncios que se muestran.

Hay que aclarar que para que esto ocurra el usuario debe aceptar la nueva herramienta, pero como en muchos casos y al igual que Facebook en otras ocasiones, se aplica la norma de predeterminar la exposición de nuestros datos antes de dejar elegir al usuario si quiere o no hacerlo. Desde LinkedIn también explican que ellos lo avisaron en Junio y que el sitio no ofrece los datos a los anunciantes, sólo muestra las fotos y el nombre (que no es poco). Además, recuerdan que el usuario puede eliminar la opción posteriormente.

Es decir, que cada miembro de la red social que siga a una marca podrá convertirse en un "animador" de la empresa u organización si se anuncia a través de LinkedIn, además de ayudar a mejorar esos porcentajes de clics en publicidad. Recalco una vez más que las críticas hacia esta forma de actuar de LinkedIn por parte de los usuarios viene dada porque el usuario es el que debe eliminarla, de manera que muchos no sabían que existía como tal si no hubieran leído los términos, algo bastante habitual.

Aquellos que no deseen formar parte de Social Advertising deberían seguir los siguientes pasos:

  • Ir a la esquina superior derecha, a "configuración"
  • Desde "configuración" pinchamos sobre "cuenta"
  • Desde "cuenta" seleccionamos "Manage Social Advertising"
  • Una vez dentro desactivamos la casilla donde pone "LinkedIn puede utilizar mi nombre, foto en social advertising"

Como decía al principio, la privacidad debe ser una de las grandes luchas con las que debemos de batallar todos los usuarios. Casualidad o no, hoy salía un informe donde una encuesta arrojaba que el 64% de los usuarios consideraban que ninguna red social protegía adecuadamente a sus usuarios. Lo más sorprendente es que las que "creíamos" más fiables tampoco lo acaban de ser. Google, y tras la noticia de hoy, era la primera con un 19%. La segunda, con 11%, era LinkedIn.