Así lo ha anunciado hace escasas horas el viceministro del Ministerio de Economía, Kim Jae-Hong, haciendo clara referencia al estado actual de los sistemas operativos móviles y al último movimiento de Google con la compra de Motorola, el cual ven como un competidor para los vendedores de smartphones del país en un futuro próximo. Se espera que el proyecto comience antes de que acabe el año.

El movimiento no sólo va encaminado a competir con Google, sino con Apple e iOS e incluso con la propia Samsung, fabricante del país cuyos smartphones corren en Android o bajo su propio sistema operativo Bada.

Para Kim Jae-Hong, la adquisición de Motorola por parte de Google, junto a los cerca de 17.000 patentes que va a adquirir, podría ofrecer protección a corto plazo para las empresas del país con Android en contra de las reivindicaciones de patentes de Apple, aunque no descarta que sea la propia Google la que se convierta en un futuro próximo como gran competidora con la venta de teléfonos.

Samsung, quién es el segundo mayor fabricante de teléfonos móviles, se encuentra actualmente en litigios de patentes con Apple, una dura lucha la que juegan estos días entre imágenes "modificadas" y acusaciones de copias de diseño por parte de los de Cupertino a los surcoreanos.

Desde el prisma de Corea del Sur, ésta situación cambiará a corto plazo con la llegada de Google, ya que se cree que las relaciones de cooperación entre Google, Samsung y LG continúen, aunque por lo que dice Jae-Hong, no por mucho tiempo .

Para Kim, el impacto de Google tras la compra de Motorola no descarta para nada que en un corto espacio de tiempo modifique su hoja de ruta pasando a ser un competidor en la producción de smartphones:

Google es un sistema open source, que puede cambiar a un sistema cerrado en cualquier momento. No podemos descartar que google dé el salto al negocio de los smartphones

Expuesta la situación, el gobierno hace el anuncio de este nuevo sistema operativo open source móvil, un proyecto que se espera que comience antes de finalizar el año y en el que todos los fabricantes del país de smartphones podrán desarrollar conjuntamente el SO junto a un sistema operativo basado en web.

¿Y qué dice Samsung a todo esto? Pues en palabras de Jae-Hong, la empresa mostró en un principio su reticencia al desarrollo de este nuevo sistema operativo abierto, pero al parecer ha cambiado su postura tras la fusión de Google con Motorola. Veremos en qué queda este anuncio del que no han dado cifras o nombre alguno.