Hoy en día pensar en Amazon es pensar en una empresa que es mucho más que una referencia en el campo del comercio electrónico y ha sabido abrir, como nadie, nuevas líneas de negocio desde el libro electrónico hasta el campo del cloud computing. Su lector de libros electrónicos, el Kindle, es todo un ejemplo de integración entre una tienda virtual y un dispositivo físico que, además, ofrece un buen producto a un precio más que razonable. Precisamente, en estos tiempos donde los tablets están aumentando su cuota de mercado, Amazon quiere repetir la jugada con el lanzamiento de su propios modelos de tablets (de 7 y 10 pulgadas) que, según parece, ocuparán las estanterías virtuales de la tienda de Amazon en no mucho tiempo.

Según parece, la producción del modelo de 10 pulgadas comenzará en el primer trimestre del próximo año y se realizará en las instalaciones de Foxconn Electronics, según han comentado algunos proveedores de este fabricante que también asume parte de la producción del producto estrella de Amazon, el Kindle (con un volumen del 60% de la producción mundial). ¿Primer trimestre de 2012? Mucho tiempo de espera, ¿no? Efectivamente, si Amazon arrancase su producción de tablets ahí, realmente, estaría perdiendo la oportunidad de la campaña navideña que, históricamente, es la que más beneficios suele dejar a las empresas tecnológicas. Precisamente, el modelo de 7 pulgadas, que es fabricado por Quanta Computer, se espera que empiece a salir de las líneas de ensamblaje en el próximo mes de octubre, justo para hacerse un hueco en estas navidades.

¿Y repetirá Amazon el éxito del Kindle? Todo hace pensar que sí porque un tablet de bajo coste (entre 200 y 250 dólares de coste estimado para el modelo de 7 pulgadas) respaldado por una empresa solvente (y que ofrezca garantías) sería muy bien recibido por los consumidores y, realmente, convertirse en todo un éxito. Y no es una mera opinión personal porque, según algunos analistas, se estiman unas ventas de entre 3 y 5 millones de unidades en un único trimestre, unas cifras de vértigo que podrían plantar cara al iPad de Apple, a la Samsung Galaxy Tab o a la BlackBerry PlayBook de RIM. De hecho, el éxito podría ser tal que las ventas del primer mes podrían oscilar entre las 800.000 y el millón de unidades, según los datos que maneja Amazon y que estarían en sintonía con los datos de los analistas.

Amazon está poniendo toda la carne en el asador con este proyecto y no solo está trabajando en la producción de los dispositivos sino que ha estado sembrando para ofrecer contenidos para éstos. Recordemos que Amazon posee una importante línea de negocio con los libros electrónicos (que permite alquilar e, incluso, prestar) y, además, posee una tienda de aplicaciones para Android, por lo que cuenta con una importante base de contenidos con las que aderezar estos tablets.

Por si esto fuera poco, la compañía también está adaptando su sitio web para ser visualizado desde estos dispositivos, un movimiento muy significativo del que podemos extraer dos conclusiones. Por un lado, es un indicativo del inminente arranque de las ventas (algo que casa perfectamente con la información que han filtrado los proveedores de componentes) pero, además, es un movimiento pensado para incentivar las ventas de su tienda. Hay que tener en cuenta que los tablets, en muchos casos, se utilizan para navegar por Internet cómodamente, por ejemplo desde el sofá, evitando tener un portátil sobre las piernas, por tanto, esta navegación "más ociosa" puede ser aprovechada, por ejemplo, para echar un vistazo en el catálogo de Amazon y, si la página funciona bien, comprar es sencillo y está optimizado el diseño, el usuario puede caer en la tentación de comprar.

Una interesante cadena de valor la que Amazon podría ofrecer a los usuarios con estos tablets: dispositivos a precios muy competitivos, contenidos (aplicaciones y libros electrónicos) y, como guinda al pastel, un sitio web optimizado para tablets con los que potenciar las ventas de la tienda. Esto es lo que se llama abordar un problema desde 360 grados.

De todas formas, poco sabemos aún de las características técnicas de estos dispositivos, más allá de los rumores, pero si lo que se dice es cierto y se confirma el precio, todo apunta a que este tablet podría ser una alternativa que popularizase este tipo de dispositivos a muchos más segmentos.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.