Hola, soy Íñigo Montoya. Tú mataste a mi padre. Prepárate a morir…

Los que la hayan visto recordarán esta cita que resume el contenido de una de las películas más mágicas que un niño puede ver en su adolescencia. Un mundo onírico el rodado por Rob Reiner en 1987 y basado en el libro homónimo de 1973 escrito por William Goldman. Hablando con amigos se produjo hace poco una rara coincidencia, todos la habíamos visto de pequeños y todos la recordábamos perfectamente, incluyendo muchos de sus diálogos.

The Princess Bride va mucho más allá de un simple cuento, bajo ese manto sencillo de castillos, príncipes y princesas se esconde una película única en su concepto de filme de aventuras. Nos habla sobre todo de la libertad, contada a través del absurdo y el surrealismo de los personajes, de un guión y una narrativa única de la que muy probablemente se haya copiado con el paso del tiempo en otros trabajos. Si tenemos en cuenta el mismo, el paso del tiempo, tan propicio para desmitificar una obra de este género, The Princess Bride no sólo permanece imperecedera como obra de culto, sino que recuerda que por encima de la grandilocuencia de los estudios se encuentra el poder de la imaginación para sorprender al espectador, pocas veces una película tan simple en su concepto dio para tanto.

El próximo año se cumplirán 25 años de su estreno. Más de dos décadas donde tanto espectador como prensa le han dado la categoría que se merece a esta obra maestra maltratada en sus inicios. Los actores, el director, el guión, los escenarios y la magnífica banda sonora de Mark Knopfler que nos acompañaba por el mundo de Florín dan fe de una asombrosa película que os invito a que veáis a aquellos que no hayan podido. La cinta daba comienzo con la siguiente sinopsis:

Después de buscar fortuna durante cinco años, Westley retorna a su tierra para casarse con su amada Buttercup, a la que había jurado amor eterno. Sin embargo, para recuperarla habrá de enfrentarse a Vizzini y sus esbirros. Una vez derrotados éstos, tendrá que superar el peor de los obstáculos: el príncipe Humperdinck pretende desposar a la desdichada Buttercup, pese a que ella no lo ama, ya que sigue enamorada de Westley.

  • Esa magnifica banda sonora compuesta por Knopfler y Willy DeVille fue publicada por Warner. El director, gran enamorado de Knopfler, le llegó a enviar al artista el guión antes de comenzar a rodar, ya que no concebía el filme sin la participación de éste en la banda sonora.
  • El papel del gigante Fezzik llegó a ofrecerse a la estrella de la NBA Kareem Abdul-Jabbar, el por aquel entonces jugador declinó la oferta.
  • A los que la hayáis visto seguro que ya lo sabían, pero el niño Fred Savage es el inconfundible protagonista de la magnífica serie Aquellos Maravillosos Años.
  • Para encontrar a Buttercup, Reiner buscó durante meses la figura de una actriz que le recordara a la Julie Christie de Doctor Zhivago. Finalmente se decantó por Robin Wright nada más verla en lo que fue su primer papel protagonista tras rodar la serie Santa Bárbara.
  • Mandy Patikin, más conocido como Íñigo Montoya es el jefe del equipo de las primeras temporadas de Mentes Criminales.
  • La película se rodó entre Irlanda y Reino Unido.
  • La película fue incluida en la lista de Entertainment Weekly como una de las 100 mejores cintas de los últimos 25 años.
  • En el año 2007 el compositor Adam Guettel estuvo a punto de adaptar el libro a un musical, finalmente se abortó el proyecto porque Goldman exigía el 75% de los beneficios.
  • En el 2007 se parodió una de los duelos míticos de la película. Un vídeo que se convirtió en viral y que unía el universo Star Wars con The Princess Bride

  • Juegos camisetas, muñecos… como toda obra de culto e icono pop, The Princess Bride ha llegado más allá de la simple producción...

  • Existe una web creadas por fans de la película desde donde podéis adquirir todo tipo de artículos relacionados con el filme.
  • La escena, no podía ser otra por la repercusión que ha tenido en el tiempo. Seguramente, para aquellos que no la hayan visto no se entienda. Aún así, se trata de un momento memorable…

  • Para finalizar os dejo dos vídeos. El primero es un pequeño homenaje a la figura de Fezzik que salió en la versión en DVD en los extras. El segundo es el trailer oficial de esta película mágica a la que os remito si no habéis tenido la oportunidad de verla.