Después de dos semanas del lanzamiento de Spotify en Estados Unidos les ha llegado la primera demanda. La empresa PacketVideo les ha demandado por una supuesta infracción de patentes.

Dicha patente por la que Spotify ha sido demandado se refiere a la distribución de música de forma digital, o lo que es lo mismo, el streaming de música. La patente fue registrada hace bastante, en 1995, cuando lo que conocemos hoy como streaming estaba todavía bastante lejos.

Lo que puede resultar curioso de este asunto es que la empresa demandante, PackekVideo, no fue quien registró la patente, sino que la compraron años después y ahora cuando Spotify ha llegado a suelo estadounidense realizan la demanda, ¿intención de ganar dinero fácil gracias a otros?

En cualquier caso, si son los poseedores actuales de la patente y creen que está ha sido violada están en todo su derecho de demandar a quien consideren necesario, ya se decidirá si realmente ha habido una infracción de la patente o no.

La respuesta por parte de Spotify no se ha hecho esperar.

PacketVideo afirma que mediante la distribución de música por Internet, Spotify (y por inferencia cualquier otro servicio similar) ha infringido una de las patentes ya que ha sido adquirida por PacketVideo. Spotify impugna el reclamo de PacketVideo.

Sin duda esta no es una buena noticia después de que Spotify celebrase como tan solo en la primera semana obtenían 70.000 usuarios de pago en Estados Unidos. Habrá que esperar para ver como evoluciona esta demanda y veremos si también presentan demanda a otros servicios similares que operan en Estados Unidos.