Las consolas portátiles han muerto. Así de rotundo se expresaba el presidente de LG, Jong-seok Park, quien estos días se encuentra promocionando su nuevo Optimus 3D por activa y pasiva.

El teléfono es capaz de desplegar gráficos tridimensionales que nada tengan que envidiar a la máquina en que todos estáis pensando. La propia Gameloft ha arropado el lanzamiento del terminal con una importante retahíla de juegos (hasta 14 llegarán en los primeros 3 meses) que vienen a ratificar la progresiva importancia que este software va ganando en entornos móviles.

Dice Park que no pasará mucho hasta que las portátiles se vean ampliamente superadas por el catálogo y poder de procesamiento de la telefonía de bolsillo más avanzada:

La era de las consolas portátiles ha concluido. Los smartphones de hoy en día tienen el poder de competir con las mejores consolas de bolsillo. El LG Optimus 3D es la prueba.

El 3D es el siguiente paso lógico en entretenimiento portátil, lo vamos a demostrar con este terminal y los increíbles juegos desarrollados por Gameloft.

Añade Michel Guillemot, presidente de Gameloft:

Los últimos datos sobre captación del mercado portátil del videojuego, muestran índices de crecimiento espectaculares en iOS y Android. Éstos aumentarán más si cabe gracias a una nueva generación de smartphones con capacidades 3D. En el Optimus 3D ofreceremos gran parte de nuestro catálogo a precios muy competitivos.

Que el juego móvil tiene futuro no es nada nuevo, en numerosas entradas hasta la fecha hemos recogido previsiones de lo más optimista. Lo que tenemos de preguntarnos es qué pasará cuando los smartphones puedan hablar de tú a tú a las consolas portátiles en términos técnicos.

Nintendo y Sony ya se han echado a temblar. La primera nos sorprendía esta semana con el anuncio de un juego de Pokemon para terminales móviles, algo inaudito teniendo en cuenta que el propio Satoru Iwata (presidente de la compañía) dijo en su momento que esta clase de títulos estaban devaluando la industria.

Luego leemos a John Carmack (Doom, Wolfenstein 3D, Quake) decir que los móviles no tardarán en superar a las consolas actuales en poder de procesamiento y llegamos a asustarnos:

Es incuestionable que en un corto periodo de tiempo, vamos a tener móviles tanto o más poderosos que la generación actual de consolas. La gente ha exagerado el poder de según qué gadgets, el iPad 2 no es más poderoso que una Xbox 360, aún así el que se haya acercado a su capacidad tan rápido es una señal.

En dos años tendremos dispositivos móviles capaces de reproducir los mismos juegos de sobremesa que estamos desarrollando ahora.

Pese a todo, la seña distintiva de cualquier consola portátil, su peculiar esquema de control, aún no ha sido replicada con garantías por ningún smartphone (ni siquiera el Xperia Play) pues los fabricantes no quieren arriesgarse a botones físicos poco aceptados por el usuario medio.

Mientras las portátiles mantengan su especificidad, independientemente de lo potente que pueda llegar a ser el móvil de turno, yo diría que podemos estar tranquilos: nos quedan Game Boys para rato.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.