Todo el mundo da por supuesto que Nintendo prepara la inminente rebaja de su portátil tridimensional. Las ventas no avanzan al ritmo esperado y PlayStation Vita está a la vuelta de la esquina, con un precio similar y mayor atractivo si cabe gracias a la ruptura de una frontera que hasta hace poco creíamos inquebrantable: la que tradicionalmente separase consolas de bolsillo y máquinas de sobremesa.

Si estábais esperando a que los de Kyoto rebajasen ostensiblemente su consola, quizás debáis dejar de hacerlo. Existen dos indicadores. En primer lugar la comunidad de analistas, que considera el recorte de poco probable y en segundo lugar el historial de la compañía, que rara vez ha desistido tan pronto de precios iniciales.

La clave para entender por qué, hay que buscarla en una errónea interpretación mediática. Así lo asevera Games and Technology at Interpret, para la que todo el catastrofismo que circula sobre la máquina no está justificado. Cierto, 3DS está vendiendo a un ritmo del todo inferior al que presumiese su predecesora, pero es que no se ha considerado el enfoque más tradicional de la portátil.

Michael Cai, Vicepresidente de la firma, lo explica así:

Basándonos en nuestra investigación, sabemos que la curva de ventas de 3DS se asemejará mucho a la que luce PSP. La industria no debería basar sus predicciones en ventas iniciales.

Sabíamos que Nintendo se dirigía a una audiencia diferente con 3DS, como parte de su esfuerzo por recuperar a los jugadores tradicionales. De hecho, gran parte de su catálogo se orienta al varón joven. Es lo que mucha gente en la industria no comprende, se equivocan al esperar las mismas cifras de Nintendo DS.

La postura es inédita y por tanto merecedora de consideración. Valoramos que 3DS fracasó en su lanzamiento porque la audiencia casual que compró DS se ha mantenido al margen, pero es que a fin de cuentas tal vez no se trate de una portátil dirigida a nietos y abuelas. Pese a todo, Ubisoft ya está trabajando en varios Imagina Ser en 3D. ¿Significa ésto que las propias desarrolladoras no han entendido a qué público pretende orientar Nintendo su consola?

Por otra parte, cuando Cai refiere a PSP, alude al comportamiento de la máquina en Japón, donde comenzó vendiendo más bien poco para ir afianzándose con el tiempo. Hoy en día, si echamos un vistazo a las ventas niponas de hardware, vemos de hecho que PSP y 3DS son rivales directas (apenas si se distancian un millar de unidades cada semana).

¿Es Nintendo 3DS un producto a largo plazo o más bien una apuesta fallida por intentar contentar a todo el mundo? El catálogo por venir, repleto de grandes apuestas, será determinante para responder.

Pero mal haríamos si dejásemos fuera de la ecuación a los juegos móviles. El ecosistema al que se enfrenta 3DS no es el mismo al que lo hizo su predecesora. En 2005 aún no se había producido la explosión actual y por ende la competencia no incluía a esos millones de smartphones que son activados a diario, consolas portátiles en potencia.

Tal vez sea por eso por lo que Iwata y compañía hayan decidido pedir ayuda a sus más fieles seguidores, pues saben que padres y abuelas son bastante más fáciles de comprar: se van con Mr. Market o Mrs. Store a la mínima de cambio…

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.