El observatorio legislativo de la Unión Europea hace oficial la designación de la responsable de llevar a cabo el proceso de conclusión de ACTA en Europa, su nombre es Marielle Gallo.

Hace unas semanas publicamos en ALT1040 acerca de la propuesta formal que la Comisión Europea envío al Parlamento para Marielle Gallo, MP francesa del Partido Europeo de la Gente (EPP), es nada más y nada menos la ministra que promovió la adopción del controvertido Reporte Gallo [PDF] en septiembre del 2010.

El reporte marca la dirección que la protección de la propiedad intelectual en Europa debe de tomar y básicamente apoya todas la medidas que la industria promueve para el endurecimiento de la forma en la cual se protege (para salvar a los artistas), como lo son las medidas extra-judiciales para castigar el intercambio de archivos con copyright vía file-sharing y acuerdos voluntarios entre los actores involucrados. El Reporte Gallo además culpa al crecimiento del file-sharing de todos los males de la industria. No debe de sorprender que los políticos repitan esta retórica sin fundamento y en cambio, apoyen medidas de protección obsoletas que únicamente derivan en violentar los derechos fundamentales.

Lo que llama la atención de la designación de Gallo es la innovidable farsa de la que fue parte durante el proceso de aprobación del Reporte Gallo en el Parlamento Europeo, cuando se presentó una carta de apoyo firmada por artistas del grupo Eurocinema, en donde La Quadrature encontró algunas pequeñas anomalías tales como la firma de un realizador que ya había muerto (László Kovács) y una actriz búlgara que fue contactada y afirmó que nunca firmó tal carta. El IFPI también envío su carta de apoyo (claro) con peculiaridades tales como la firma de una niña de 7 años, firmas de artistas extranjeros e incluso la firma del artista Michel Sardou, quien ha declarado previamente: ”soy un pirata”.

El Reporte Gallo por su contenido tendencioso y las sucias tácticas que fueron utilizadas para fabricar apoyo, obviamente, no tiene legitimidad. ¿Qué mejor que seleccionar a su orgullosa promotora para ser la encargada de continuar con la farsa de ACTA en Europa? Al parecer el único compromiso real de los fans de este tratado, es hacer todo mal.

La Comisión Europea sigue pretendiendo que ACTA es un tratado legítimo y de beneficio para los países que mal representa, aún cuando la semana pasada la Dirección General de Políticas Exteriores de la Unión Europea publicó un estudio acerca de ACTA (PDF), el cual considera inapropiado aprobar dicho tratado incondicionalmente, debido a que sus medidas son “mucho más ambiciosas que la ley europea”, es decir, que no esta en línea con la legislación de la Unión Europea.

Por otra parte el estudio reconoce que la opacidad e incumplimiento con estándares mínimos en la negociación, incrementaron la percepción negativa de este tratado. La representación de alguien como Marielle Gallo para continúar con el proceso, en verdad, tampoco les ayuda.

El estudio concluye:

Su rechazo (de ACTA), por tanto, supone una pequeña pérdida de beneficios para los ciudadanos de la UE. No obstante, puede haber costos en términos de daños al capital político con los socios (negociadores) y una reducción de la perspectiva de mayor observancia (protección) en los derechos de propiedad intelectual en el futuro.

Es necesario una evaluación de si ACTA podría considerarse como una anticipación a importantes debates nacionales, pero algunos de estos problemas podrían ser abordados mediante el aplazamiento de la ratificación del ACTA, para tener esos debates ahora.

Mucha suerte a la MP Gallo, quien seguramente esta consciente del costo político de las decisiones que tendrá que tomar acerca de ACTA.

Marielle Gallo - Rapport propriété intelectuelle por mariellegallo

Imagen vía Parlamento Europeo