Uno de los grandes éxitos de Foursquare fue la introducción de las badges, un sistema de recompensas simbólicas que transformó los check-ins en un juego más. En lo personal, es una de las funciones que más me divierte del servicio. Ahora Google imitará esta característica para su sitio de noticias. A partir de ahora, por cada nota que leas en Google News, irás acumulando puntos para ganar estas medallas.

Estas medallas se categorizan en Bronce, Plata, Oro, Platino y Ultimate; y se otorgan de acuerdo al número y al tipo (¡ojo!) de notas que leas. Este punto me parece muy importante, pues Google aclara que hay ciertas noticias que dan más puntos que otras, y que es preferible leer pocos textos de puntaje alto que mirar muchas notas al día. Lo que me parece interesante es bajo qué parámetros Google asignará estos valores. ¿Contará más leer las noticias nuevas que las viejas? ¿Valdrán más las de ciertos temas o figuras públicas que otras? Cuidado, que asignar premios por el consumo de ciertos contenidos puede tener impactos significativos en cómo se diseña la agenda de cada día.

Otro punto interesante es que las badges serán privadas, pero se cuenta con la posibilidad de compartirlas con tus contactos de Google+. Esta parte supone otra reflexión curiosa. Imaginemos, por ejemplo, que yo obtengo la medalla de plata por mi consumo de noticias, mientras que otro amigo posee la badge de Ultimate. Si nos comparan a través de la red social, ¿cuál de los dos está más informado? Al premiar el consumo de notas, también se convierte en un mecanismo de validación que, a la postre, puede afectar la construcción de la credibilidad en Internet.

En TechCrunch han criticado (de manera muy visceral, creo) esta nueva característica, asegurando que entrar en la tendencia del juego (gamification) hace más infantil la experiencia. Difiero por completo. Decía Roger Caillois, filósofo y ludólogo francés, uno de los componentes del juego es el agon, que tiene que ver con la noción de competencia con un adversario. Las badges de Google News apelan a este sentido: a un duelo simbólico por ver quién es el más informado --una virtud que, en una sociedad de la información, es altamente valorada--.

En lo que sí coincido al final del texto de TechCrunch es que Google debería elevar la calidad de sus noticias antes que preocuparse por implementar medallas. Sin embargo, la considero una jugada bastante inteligente para aumentar el interés de Google+: apostar por el estatus, el interés y el sentido de juego. Casi un tiro seguro. Ustedes, ¿qué opinan?