Como se esperaba hoy la gente de Nintendo desveló, más o menos, su nueva consola en la Electronic Entertainment Expo 2011 vía una de las conferencias más desconcertantes de todas las que he seguido en los últimos tiempos ya que de lo que más hablaron fue del control de la nueva plataforma, conocida hasta ahora como Proyect Café que finalmente ha sido bautizada oficialmente con el nombre de Wii U, y no de la máquina en sí.

Apartando el tema de que la presentación en mi opinión dejó bastante que desear, podemos decir que Wii U es la nueva sobremesa de Nintendo --todavía sin terminar-- con la que la compañía pretende matar dos pájaros de un tiro; por un lado continuar ahondando en la innovación de nuevas formas de jugar y por el otro contar con una plataforma entre su oferta apta para jugadores hardcore.

Para conseguir lo primero, como ya hicieron en la Wii, la marca nipona ha desarrollado un novedoso mando que se asemeja más al volante de un F1 que a un control de videoconsola: tiene botones, joystick, cruceta, gatillos, micrófono, cámara, giroscopio, acelerómetros y la gran novedad es que integra una pantalla táctil desde la que el usuario podrá desde jugar directamente hasta ver en ella detalles de X juego como los mapas o utilizarla para por ejemplo cambiar armas de personajes y dibujar.

El segundo objetivo, aunque de momento solamente sabemos que ofrecerá resolución a 1080p a través de HDMI, lo pretenden alcanzar añadiendo una potencia de gráficos y procesamiento a Wii U similar a la de consolas que ya conocemos (lo que están consiguiendo, las demos que mostraron se veían genial) unido a acuerdos con todas las grandes firmas desarrolladores las cuales lanzarán versiones de sus títulos hardcore para la nueva máquina de Nintendo (por ejemplo Battlefield 3, Mass Effect 3 o Assassin’s Creed).

¿Conclusión? Pues la verdad es que no me atrevo a soltar ninguna todavía. Estamos ante un prototipo y hablamos de Nintendo, esa compañía que desarrolló la Wii de la que muchos se rieron cuando la marca la enseñó por primera vez y luego resultó ser un rotundo éxito (un poco efímero, pero éxito). A pesar de la poca información que tenemos de Wii U la máquina me da buenas vibraciones ya que el nuevo mando, la piedra angular, abre muchas nuevas posibilidades de juego, algo con lo que por ejemplo el responsable de EA que subió al escenario se mostró muy entusiasmado. Ya iremos viendo si se confirman las predicciones halagüeñas o por el contrario Nintendo y su Wii U pinchan.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.