Después de toda la polémica que se desató ayer en la red tras conocerse que se trataría en Comisión de Legislación General el proyecto de ley impulsado por el senador Miguel Ángel Pichetto con el apoyo de Rubén Giustiniani que pretende instaurar en Argentina el caduco modelo de canon digital, hoy se suponía que se abordaría nuevamente el tema en el Senado pero finalmente eso no ocurrirá.

Según ha informado el propio Pichetto vía su cuenta en Twitter, la cámara ha decidido “no tratar hoy en Recinto la iniciativa de canon digital que busca proteger derechos intelectuales de artistas” debido a la “multiplicidad de voces contrarias a esta iniciativa que se plasmaron recientemente en el ciberespacio”, lo que no significa el fin del tema ni mucho menos ya que “el proyecto de canon continuará debatiéndose y se buscará un equilibrio en la protección de derechos intelectuales y las demandas de usuarios”.

Por otro lado, como era de esperar ya que es habitual en los políticos, Pichetto también aprovechó la ocasión para echar balones fuera criticando la cobertura realizada por los medios del proyecto de ley:

Los audiovisuales se sirven y utilizan para su oferta diaria la producción intelectual de los artistas, pero luego no se muestran capaces de entender la defensa de su propiedad intelectual. En lugar de ello, lo único que queda son los títulos catástrofes de los medios impresos que habla de un impuesto, lo que de por sí no es cierto, ya que se trata de una compensación de derechos.

¿Conclusión? Pues que claramente estamos ante una medida cuyo objetivo no es abrir un debate real en el que participen todas las partes como quiere hacer ver Miguel Ángel Pichetto sino desmovilizar a la ciudadanía. Pero no lo van a conseguir, por que estamos en el siglo donde la información fluye a raudales gracias a Internet y lo pinten como lo pinten, ya son muchos los argentinos que saben de sobra que el modelo de canon digital simplemente es una injusta estupidez promovida desde el lobby del copyright cuya aplicación solo trae consecuencias negativas.