Hace una semana, **LulzSec** dio la nota al anunciar que había comprometido [un millón de cuentas](http://alt1040.com/2011/06/lulzsec-expone-informacion-de-1-000-000-de-cuentas-de-sonypictures-com) de **SonyPictures.com**. A la empresa no le ha gustado para nada el anuncio del grupo de *hackers*, por lo que ha liberado un comunicado en el que corrige las cifras. De acuerdo con la vocera de Sony Pictures Entertainment, [únicamente fue sustraída la información de **38 mil cuentas**](http://www.dailytech.com/Sony+Says+LulzSec+Lied+About+Number+of+Records+Lost/article21867.htm).

Por supuesto, la respuesta de **LulzSec** no se hizo esperar, quienes contestaron de manera sarcástica a la corrección de Sony. Según el grupo de *hackers*, ellos nunca afirmaron que habían robado un millón de cuentas, sino que **las habían *comprometido*.** También afirmaron que SonyPictures.com cuenta en total con un millón de usuarios, con lo que dieron a entender de forma implícita que su intrusión **afectó a todos los integrantes de la base de datos**

Por cierto, el grupo no se detiene. Su nueva "víctima" es el **Servicio Nacional de Salud Británico** (NHS), a quienes enviaron una misiva para exponerles sus vulnerabilidades de seguridad. LulzSec había robado algunas contraseñas de administradores hace meses, mismas que mandaron por correo electrónico a la dependencia. Al igual que [en el caso de Nintendo](http://alt1040.com/2011/06/lulzsec-ataca-servidor-de-nintendo-america), irrumpieron en los sitios web sólo para exponer sus fallas. Posteriormente, la NHS anunció que ninguna información de los pacientes fue comprometida.

**LulzSec** es considerado como un grupo bastante similar a Anonymous, aunque se sospecha que son **mucho más selectos para elegir a sus integrantes**; y por ende, cuentan con un número menor de efectivos. Autónomos y organizados sin cabeza evidente, es innegable que se han convertido en un nuevo actor importante en Internet, una especie de vigilante colectivo que castiga a quienes considera injustos y advierte a otros. Y es que, simpaticemos o no con sus fines y métodos, **ya es imposible entender el ecosistema de la red sin su labor.**