La industria que vive del copyright, ya saben, MPAA y RIAA, están a punto de conseguir una victoria mayúscula. Así parece, pues a decir del reporte exclusivo de CNET habrían convencido a los proveedores de acceso a Internet (ISP) más importantes de los EE. UU. (AT&T, Verizon, Comcast, etc.) de participar de manera más activa e imponente contra la llamada piratería.

La propuesta de MPAA y RIAA para los ISP es de "respuesta gradual":

  1. La industria del copyright rastrearía a los usuarios infractores --usuarios de redes P2P o descarga directa, por ejemplo--. Luego daría aviso a los ISP, quienes a su vez entregarían "alertas de copyright" a sus clientes. Este esquema tipo HADOPI es el favorito de la industria y requiere de trabajo conjunto con los ISP.
  2. El envío de tales alertas tendría un límite, momento a partir del cual el ISP seleccionaría de un menú de opciones el castigo adecuado:
    • Reducir el ancho de banda del usuario. Algo así como enviarle a los años 90 con una conexión dial-up de 56 kbit/s.
    • Reducir el número de sitios web que el usuario podrían visitar: por ejemplo, los 200 más relevantes, según sus criterios. Es decir, encerrarle en un reducido espacio web.
    • Recibir lecciones sobre el correcto uso del copyright y los derechos de los creadores de contenido (opcional). Lecciones de moral; terapia de reversión para el usuario al más puro estilo de A Clockwork Orange.
  3. Compartir los gastos de operar esta propuesta.

El asunto va más allá de los ISP porque según las fuentes de CNET también participarían algunos miembros de la industria de la televisión por cable, como Time Warner Cable, Cablevision, Charter Communications, entre otros. Es más, también el gobierno de Barack Obama estaría tomando un papel primordial en esta lucha anti piratería.

El acuerdo final está por ser firmado [...] en este punto un trato está cerca y en camino de ser desvelado durante el siguiente mes.

Lo hemos dicho antes, Internet no es una red del todo descentralizada. Por eso mismo fue posible "apagarlo" en Egipto a principios de este año. Y es que en medio de Internet hay jerarquías, feudos gobernados por los proveedores del servicio, los ISP, nos guste o no. De modo que en su papel como inevitables intermediarios entre los usuarios y la red, su participación es vital en una lucha anti piratería basada en filtros, vigilancia y avisos.

De llevarse a cabo el plan de la industria del copyright, se estaría alzando un nuevo orden moral que avanzaría peligrosamente por toda la red, uno centrado en el criterio de una industria insensible a la privacidad y anonimato de los usuarios de Internet: personas que podrían ver afectados sus derechos fundamentales. Y esto no lo podemos permitir.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.