Desde el pasado 15 de mayo un movimiento ciudadano, bautizado primero con el nombre de #spanishrevolution y renombrado después a 15M, que busca mejoras políticas y sociales ocupa las plazas de un gran número de localidades españolas y no solo eso, también se ha ido extendiendo por otras partes del globo. Pero ¿cómo nació todo, cuál es el estado actual del 15M y qué pasará con él en el futuro?

Sobre esas tres preguntas básicas, que al mismo tiempo son bastante complejas de responder por la naturaleza viva del movimiento, girará este post para construir a base hechos, opinión y predicciones una radiografía clara del nacimiento, evolución, problemas, futuro, iniciativas, objetivos y demás cosas que rodean a la nacional e internacional #spanishrevolution.

El nacimiento

Muchos ya sabrán cómo surgió la #spanishrevolution y otros muchos no o no lo tendrán claro del todo. Para estos últimos ahí va una cronología de los hechos más importantes que provocaron el arranque primero y la consolidación posterior del movimiento:

  • Rodeados por un clima de indignación generaliza de una parte importante de la ciudadanía para con la clase política de España por diversas razones (mala gestión de la crisis, corrupción o ninguna atención a las personas más allá de las elecciones), el 15 de mayo la plataforma Democracia Real Ya! convoca una manifestación nacional vía Internet para pedir cambios políticos y sociales y los ciudadanos de muchas localidades de España la secundan. Además con anterioridad asistimos a varias protestas-campañas como #nolesvotes organizadas en la red contra iniciativas políticas concretas (por ejemplo la Ley Sinde) que influyeron en el nacimiento del 15M.

  • Al finalizar la manifestación de Madrid, un grupo muy reducido de asistentes a la misma decide pasar la noche en la Puerta del Sol para mantener en el tiempo la protesta. En la madrugada son desalojados y se produce un efecto llamada en Internet que provoca que en pocas horas se junten gran cantidad de personas en la mentada plaza muchas de las cuales deciden que se van a quedar a pernoctar allí por tiempo indeterminado. Nacía la #acampadasol.

  • El 18 de mayo se produce una concentración masiva en la Puerta del Sol en apoyo a #acampadasol y su principal objetivo: impulsar un cambio social y político profundo mediante la regeneración de la democracia española a través de propuestas concretas realizadas directamente por los ciudadanos en las acampadas. Tras la misma comienzan a nacer acampadas por todo el territorio español (y las que ya estaban en marcha, como la de Barcelona o Valencia, crecen considerablemente). También se producen concentraciones de apoyo en las embajadas españolas de un surtido grupo de países en las siguientes horas.

  • En ese momento podemos decir que surge el movimiento como tal cuyos pilares son dos: las mentadas acampadas diseminadas por gran parte de la geografía española que a su vez se organizan en comisiones y toman decisiones mediante asambleas y la red.

Otras cuestiones básicas

Aunque en el apartado anterior desgrano algunas de las cuestiones básicas relacionadas con el movimiento, recomiendo leer el post “Aclarando dudas en torno al movimiento #spanishrevolution” para poder entender mejor todo lo que sigue.

La evolución

Con el paso de los días el moviendo 15M va tomando cada vez más fuerza. La #acampadasol crece en número de personas así como otras, la organización de las mismas se consolida y tienen lugar unas cuantas concentraciones convocadas por las asambleas a las que acuden mieles de personas. La infraestructura del movimiento en la red también se hace cada vez más grande; varias acampadas montan blogs desde los que informan de lo que están haciendo, se crean grupos relacionados con el fenómeno en Facebook y el flujo de mensajes en Twitter agrupados bajo hashtags como #15M, #nonosvamos o #spanishrevolution crece.

Involuntariamente #acampadasol lleva la batuta de mando y lo que se hace en ella es replicado con mayor o menor exactitud en el resto de acampadas (aunque todas son autónomas y toman sus propias decisiones). La presión sobre el movimiento también aumenta desde determinados medios de comunicación ya que se le reprocha que sus objetivos y primeras propuestas son muy generalistas pero no tarda en llegar el primer esquema de varias concretas desde Sol que el resto de acampadas secunda añadiendo cada una ciertos retoques.

Así, entre asamblea y asamblea, la #spanishrevolution continua andando hasta que llega el 22 de mayo, día de las elecciones municipales y crucial para el movimiento porque días antes la Junta Electoral Central exigía que se levantara la acampada (esta decisión fue la que provocó las concentraciones masivas del 18 de mayo). Finalmente #acampadasol no acata la decisión --ni las autoridades se atreven a desalojar por la fuerza-- y se mantiene el campamento que esa noche, como otros en otras partes de España, se llena hasta los topes.

Después de eso las cosas se complican. Por un lado no son pocos los que se quejan de que las acampadas se dispersan mucho con sus propuestas (se proponen toda clase de cosas, algunas verdaderamente absurdas) y desde cada vez más partes se les exige que se centren en conseguir un consenso de mínimos. Por el otro los acampados por España empiezan a sentir el cansancio de dormir tantos días en la calle, mantener las infraestructuras de las acampadas también es muy complejo y el sistema para tomar decisiones mediante asambleas se revela cada vez más ineficaz (todas las propuestas se pretenden aprobar por unanimidad en la mayoría de acampadas lo que dificulta mucho avanzar en los objetivos); todo esto hace que se extienda una corriente muy fuerte de opinión que exige el levantamiento de las acampadas y continuar el movimiento de otras formas que le permitan avanzar.

Pero entonces ocurren dos cosas importantes que revitalizan nuevamente el 15M. Primero, el 26 de mayo, #acampadasol consensúa cuatro líneas de debate hacia un consenso de mínimos y después, el 27 de mayo, los antidisturbios irrumpen con violencia en la #acampadabcn para supuestamente limpiar (la realidad es que se trata de una operación para desmantelar toda la infraestructura de la acampada de Barcelona) que provoca un nuevo efecto llamada que impacta de pleno en todo el país. A todo esto tenemos que unir también que #acampadasol preparó un plan para su transición: extender las asambleas a los barrios de Madrid, lo que funcionó aunque solo a medias ya que aunque ciertamente en muchos barrios de la capital se suceden las asambleas no ha habido transición completa porque la acampada en la Puerta del Sol sigue.

Los efectos positivos de todo esto duraron poco. Rápidamente las voces que pedían la disolución de las acampadas --que no del movimiento-- resurgieron con fuerza; algunas ya se han levantado pero sigue quedando el bastión de Sol donde a pesar de que prácticamente todas las comisiones que lo forman quieren desmotar no ha sido posible ya que un grupo minoritario de acampados ha ido bloqueado las varias propuestas de levantamiento que se han llevado a la asamblea general de #acampadasol (la situación está a punto de resolverse pero de eso hablaré más adelante).

Por último es de justicia cerrar este apartado diciendo que a pesar de los problemas, la incertidumbre y las voces discordantes, todas las acampadas de España han mantenido siempre una actitud extremadamente cívica, debatiendo incansablemente y haciendo muchas propuestas orientadas tanto a la supervivencia del movimiento como a conseguir cambios sociales y políticos concretos. Aclarar también que en el punto “Estado actual” terminaré con el esquema de la evolución.

Internacionalización

Una de las características más claras del movimiento 15M ha sido desde el principio su viralidad. Gracias a Internet y sus herramientas se fue haciendo fuerte muy rápido y por esos mismos canales llegó a oídos del resto del mundo al instante recogiendo muchos el testigo ya que la indignación no es solo cosa de España sino que está bien asentada en muchísimos países más por diferentes razones (en oriente a causa de los déspotas y occidente por la crisis y la incompetencia de la clase política).

En un primer momento la mayoría de las protestas que se produjeron fuera de las fronteras españolas fueron pequeñas concentraciones de emigrantes españoles a modo de muestras de apoyo a lo que ocurría en España, pero después de esos primeros avisos el movimiento 15M se empezó a consolidad de verdad en otras naciones destacando especialmente Francia y todavía más Grecia.

En el caso de Francia todo arranca el 19 de mayo con un evento en Facebook convocando para ese día concentración frente a la embajada de España en apoyo a #spanishrevolution; asistieron entre 300 y 400 personas, lo que dejó claro que en el país había ganas de más y ha quedado confirmado. Aunque el número de participantes no está siendo tan alto como en España, podemos decir que el movimiento 15M se ha consolidado en París con asambleas diarias y que sus objetivos son los mismos que los de España.

En el caso de Grecia el movimiento surgido en España reactivó las protestas que semanas atrás se habían vivido en el país el cual pasa por una situación muy complicada. Desde hace 14 días se están viviendo protestas masivas en la plaza Syntagma de Grecia que tienen ciertas similitudes con el 15M a lo que se suman algunas convocatorias especialmente llamativas como la que hace unos días sacó a decenas de miles de griegos a las plazas de ciudades de todo el país.

Estado actual

Claramente el movimiento sigue muy activo tanto en la red como en las calles de España. Prueba de ello son por ejemplo las sentadas que se produjeron el 10 de junio frente al Congreso de los Diputados para protestar por la reforma de los convenios colectivos, las protestas de los indignados ante Las Cortes valencianas, la actividad de las cuentas en Twitter de las diferentes acampadas o las varias plataformas de comunicación y organización que el movimiento mantiene en la red.

Ahora bien, igual que eso es cierto, también lo es que nos encontramos en un momento bastante crítico; aunque la #acampadasol finalmente se desmantelará el domingo 12 de junio no se sabe qué pasará con otras importantes como la de Barcelona y sobre todo existe bastante incertidumbre sobre si una vez que se levanten las acampadas se conseguirá seguir articular el movimiento a nivel nacional y qué ocurrirá fuera de nuestras fronteras. Por otro lado concretar cuantas acampadas siguen en pie actualmente en España o cuantos sistemas asamblearios persisten dentro y fuera del país es inviable (lo más que se tiene es la lista de ubicaciones con acampadas recopilada por la gente de Sol).

Futuro

Como adelantaba en el punto anterior es complicado decirlo. El futuro inmediato pasa por el 11 de junio, para cuando hay convocada movilización aprovechando que se producirá la investidura de las alcaldías, y por el 19 de junio, día elegido por los portavoces de 56 acampadas para realizar una gran movilización conjunta en toda España.

Después de eso llegará el momento de poner solución a varias cuestiones básicas y evolucionar si queremos que el 15M perdure y prospere en el tiempo. Por ejemplo creo que es necesario:

  • Concretar un sistema de toma de decisiones eficaz para las asambleas.
  • Desmontar las acampadas porque estas cada vez se reducirán más hasta que llegará un punto en el que grupos reducidos se apropiarán de ellas y dejarán de recoger el sentir generalizado de la población.
  • Y sustituirlas por concentraciones constantes pero de duración limitada, asambleas en cuantos más sitios mejor y organización a través de Internet.
  • Avanzar en la creación de sistemas en la red que permitan a todo el mundo realizar propuestas y otros que permitan votar dichas propuestas.
  • Mejorar la comunicación entre los grupos de indignados de las diferentes partes de España y el mundo.
  • Crear un plataforma conjunta en Internet donde centralizar toda la información del movimiento.
  • Cerrar un consenso de mínimos que plasme el descontento generalizado.
  • Luchar con todas las ganas contra la dispersión.

Ocurra lo que ocurra, hay varias cosas evidentes:

  • Que el 15M ha marcado un punto de inflexión.
  • Que si el movimiento no logra la cohesión a nivel nacional, quedarán muchísimos rescoldos activos (unos más que otros).
  • Que en cualquier caso ha proporcionado un aprendizaje que servirá en el futuro.
  • Que como la clase política sigue en su línea de ignorar a los ciudadanos y la situación social y política no va a mejorar en los próximos tiempos, continuarán produciéndose movilizaciones conjuntas o aisladas y campañas de protesta concretas.
  • Que una parte importante de la población nacional y mundial ya se ha dado cuenta del poder que les da Internet.

Mi conclusión final es que con o sin desintegración del 15M, el descontento generalizado, la incompetencia de la mayoría de los políticos y las fallas importantes de las democracias solamente dejan una vía a la ciudadanía: la de las protestas. Si dichas protestas terminan convirtiendose en cambios políticos y sociales reales y cómo es lo que está por ver.