Ganarse el reconocimiento de los fanáticos --sea en el cómic o otra industria cultural-- requiere de esfuerzo, pasión, trabajo y constancia. Pocos son los autores que consiguen convertirse en nombres que, con su pura mención, son capaces de ganarse la confianza del lector en un producto. Ése es el caso de Mark Millar, uno de los guionistas más aplaudidos en la actualidad en el mundo del cómic. Su estilo, caracterizado por la violencia y los diálogos punzantes, se ha sabido abrir un espacio en los Campos Elíseos contemporáneos.

Sin embargo, llega un momento en el que hay que apostar por nuevos proyectos, por buscar otros aires y disciplinas diferentes. Tras un exitoso paso por Marvel, Millar ha decidido despedirse de la casa de las ideas. Durante sus diez años de estancia en la editorial entregó grandes resultados, no sólo en ventas, sino también en la definición del futuro de las publicaciones y adaptaciones cinematográficas. Es un nombre con peso específico que ahora buscará impulsar su propio camino.

La carrera de Mark Millar ha sido bastante fecunda. Tras sus inicios en el cómic independiente, llegó a Estados Unidos con DC, donde debutó co-escribiendo Swamp Thing (1994) con otro peso pesado, Grant Morrison. A pesar de obtener muy buena recepción por los críticos, las ventas no lograron la permanencia del título. Empero, continuó trabajando para dicha editorial, escribiendo muchas veces en tándem con Morrison, con quien hizo una muy buena pareja.

Debido a su buen desempeño, DC lo mandó al sello WildStorm en 2000, donde tomó las riendas de The Authority. Bajo su visión, este cómic obtuvo bastante reconocimiento del público, así como numerosas ventas y varios galardones. Sin embargo, DC siempre le puso freno al autor; censura que se acrecentó al año siguiente tras los atentados del 11 de septiembre. Frustrado por no poder tocar temas sensibles en sus viñetas, se marchó hacia Marvel, no sin antes dejarles un último éxito: Superman: Red Son, una historia en la que recreó el nacimiento del superhéroe si éste hubiera aterrizado en la Unión Soviética.

Ya en la casa de las ideas, Millar fue enviado al sello Ultimate, mediante el cual Marvel intentó crear una línea alterna para sus personajes más conocidos. Inició con el lanzamiento de Ultimate X-Men, para después pasar a The Ultimates (versión paralela a The Avengers); y a Ultimate Fanstastic Four, que co-escribió con Brian Michael Bendis. Aparte de su trabajo en el Universo Ultimate, es reconocido por ser el autor de otras sagas aclamadas como Marvel Zombies o Old Man Logan.

Fue en 2006 donde obtuvo mayor reconocimiento del público general al publicar la serie Civil War, la cual ha sido definitiva en el tratamiento social de temas de actualidad en el cómic americano. Su trabajo, además de impactar en las futuras publicaciones de Marvel, también fue tomado en cuenta para las adaptaciones cinematográficas. De hecho, fue Millar quien le sugirió a Jon Favreau --director de Iron Man-- que usara en Iron Monger como villano en la primera cinta.

A pesar de estar cómodo en Marvel, Millar fundó su propia "editorial" en 2004: Millarworld, mediante la cual ha logrado sacar varios títulos muy interesantes. Se trata de un universo con personajes propios, cuya publicación ha sido apoyada --hasta ahora-- por sellos como Icon. Quizá el más conocido sea Kick-Ass, el cual fue adaptado recientemente al cine en 2010. Otros de sus trabajos destacados han sido Wanted (la cual también inspiró la cinta que protagonizaron Brad Pitt James McAvoy y Angelina Jolie en 2008); Chosen, descrita por Millar como una secuela de la Biblia; o Superior, sobre un niño con esclerosis múltiple que se convierte en superhéroe.

Es por Millarworld que el autor ha decidido dejar Marvel. El trabajo que ha hecho con ellos ha sido trascendental para el género, y ha impuesto una voz que será imitada por una camada de guionistas durante los próximos cinco o diez años. "Llega un momento en que cada niño necesita crear su propio imperio mediático", ha dicho en el comunicado de su salida. Entre sus proyectos futuros, uno de los más esperados es Kick-Ass 2, el cual ya ha trabajado con John Romita Jr., pero se encuentra incompleto por falta de tiempo. Es una pena que Marvel pierda a un guionista tan talentoso, pero los fanáticos lo seguiremos de cerca en sus aventuras próximas. Y quien sabe, quizá Millar --como el niño de Superior-- consiga hacer realidad su sueño de una gran editorial nueva.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.