Ayer intentábamos esclarecer el embrollo en torno a LulzSec y sus múltiples ataques a toda clase de organizaciones. Hoy tenemos que volver a referirlos, pues los servidores del popular EVE Online han sido asaltados nuevamente por los hackers.

A consecuencia, el servidor principal quedó sin conexión, provocando un bucle de caídas y retornos que ha desquiciado a los jugadores.

"The EVEning is approaching..." twitteaban hace unas horas, justo antes de la ofensiva que también ha afectado al sitio web del título. Esta momentánea baja, según parece, ha sido del todo colateral:

Los servers de logueo de EVE Online están completamente borrados, parece que su web también sufre cortes intermitentes, pero no la estamos atacando, su tecnología es tan vomitiva que una cosa ha llevado a la otra.

Recordemos que en los últimos días, LulzSec ha atacado por DDoS a otros populares títulos como Minecraft, League of Legends o The Escapist.

Y tras Bethesda y Codemasters, otra editora ha padecido las inclemencias de esta oleada de vandalismo cibernético. Porque, perdónenme ustedes, pero me niego a creer que aquí existan propósitos concretos o coherentes.

Se trata de BioWare (Dragon Age, Mass Effect) que hace unos minutos ha visto comprometida la información de 18.000 cuentas.

Un hacker ha accedido a antiguos foros de Neverwinter Nights y ha sustraído nombres de usuario, contraseñas, direcciones de correo electrónico y fechas de nacimiento.

La compañía sostiene que no se han robado datos bancarios y que han informado del problema tan pronto se ha conocido (parece que han aprendido al dedillo de los errores de Sony).

Todos los usuarios afectados han sido notificados por email, así que si no habéis recibido nada anormal, podéis estar tranquilos.