Brechas de seguridad. Ha llegado un punto en que ni nos sorprenden. El ciberactivismo está a la orden del día, pareciese que el ataque a PlayStation Network hubiese abierto la veda al hackeo indiscriminado de sitios. Ésto, a su vez, ha puesto de manifiesto la endémica seguridad con que grandes corporaciones almacenan nuestra información.

Queda patente cuando ésta se compromete, incluso, sin que Anonymous, LulzSec o derivados hagan de las suyas. Es lo que ocurrió esta semana con Dropbox, el más popular servicio de almacenamiento en la nube, que por unas cuatro horas (y sin que aún sepamos por qué) permitió el libre acceso a cuentas, sin importar el password introducido.

Mucho especulamos con el número de usuarios afectados, si bien desde la compañía se aseguró que había sido inferior al 1%. No ha llegado la sangre al río: sólo 100 cuentas fueron accedidas de forma ilícita. Lo que más nos ha sorprendido, no obstante, es que sólo un usuario haya sido el responsable.

Nuestro voyeur, descubierta la debilidad por azar, no dudó en acceder a cuantas carpetas pudo en el tiempo que ésta persistía. Por supuesto desconocemos tanto su identidad como la de los afectados (la gravedad del asunto puede variar mucho en función de a quiénes pertenecen dichas cuentas y qué contenían).

En cualquier caso, hablamos de cien personas que han visto expuesta su intimidad, algo por lo que Dropbox podría recibir su justo merecido legal.

La compañía ya ha remitido mails a los usuarios en cuestión, pidiéndoles encarecidamente que revisen sus cuentas bancarias o cambien aquellas contraseñas que crean en entredicho. También les ofrecen servicio gratuito de monitorización crediticia:

No puedo expresar lo profundamente apenado que estoy. Dropbox es mi vida y sé que somos tan buenos como dicte la confianza de nuestros usuarios. Esto no debería haber pasado. Espero sinceramente que puedas darnos la oportunidad de hacer las cosas bien y ganarnos nuevamente tu respeto.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.