De acuerdo con el Financial Times, Citigroup reveló que cerca de 210 mil cuentas bancarias podrían estar comprometidas tras una intrusión de un grupo de hackers. De acuerdo con la entidad financiera, durante su monitoreo de rutina a inicios de mayo, se percataron que los datos de uno por ciento de las cuentas de tarjetas de crédito habían sido vistas por terceros. Hasta el momento, aún no logran determinar quién fue el responsable del ataque.

Para fortuna de los abonados, parece que los datos no fueron sustraídos. De hecho, Citigroup señala que los atacantes sólo tuvieron acceso a los números de cuenta y a las direcciones --situación ya grave en sí--, pero que no lograron mirar ni las fechas de nacimiento ni los números de Seguridad Social ni los códigos de seguridad. A pesar de esta "buena" noticia, el banco continúa en ascuas pues desconoce la identidad de los perpetradores.

Citigroup afirma que el responsable de la intrusión "le pisa los talones a los ataques contra múltiples sitios de Sony Corp. [incluído] el ataque contra la PlayStation Network". Al día de hoy, ningún grupo se ha adjudicado esta acción en contra de Citigroup, y tampoco se conoce quién fue la persona (o agupación) detrás del caos en la PSN.

Decía un amigo que estamos viviendo prácticamente dentro de una novela cyberpunk. En efecto, la noción de estas redes descentralizadas que se comportan como colmenas para atacar a las corporaciones ya son cosas que trascienden la ficción. Prácticamente no hay día en que al hojear el periódico (es un decir, porque casi todos nos informamos en la red) no nos topemos con que tal o cual transnacional ha sufrido un ataque en sus entrañas. Así, nos quedamos con una nueva pregunta en la mente: ¿a quién le tocará mañana?

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.