LulzSec dice que se va, pero algunos ex miembros trabajaron en conjunto con Anonymous para efectos de la misión #AntiSec a favor del mundo y en contra de sus enemigos en turno. Esta vez lo que hicieron fue publicar información de entrenamiento antiterrorista que se cree perteneciente a FEMA, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias de los EE. UU. El archivo iso del CD está disponible vía Megaupload y contiene

  • Documentos y enlaces a recursos para hacking disponibles en la red.

  • Listas con direcciones de oficinas del FBI en los EE. UU.

  • Formatos para la solicitud oficial de información de usuarios a los proveedores de Internet y para obtener órdenes judiciales.

  • Herramientas de defensa y ataque hacking.

A primera vista no parece información de gran relevancia, ¿cierto? El hecho es que se apropiaron de información que no debieran tener. Anonymous mencionó primero a través de su cuenta en Twitter que hackers que participaron en LulzSec

[...] se han reportado a bordo. #AntiSec tendrá completo apoyo de #Anonymous y LulzSec. Espérennos, pronto.

La espera no fue larga, porque minutos después, un tweet con el toque lulz al que ya estamos acostumbrados:

Un pequeño adelanto mientras trabajamos en nuestra siguiente publicación: ¿Interesado alguna vez en entrenamiento anti ciberterrorista? http://bit.ly/iLenW8 #AntiSec

Más importante aún, LulzSec se ha fusionado con Anonymous, por lo menos así lo refieren ellos mismos publicamente. Aunque es probable que haya sido así desde el principio. Por ahora la cuenta @AnonymousIRC, recomendada en uno de los últimos tweets de LulzSec, ha ganado más de 60 mil seguidores en menos de 24 hrs.

Tras bambalinas la situación está repleta de ruido y confusión con ataques cruzados entre bandos, de supuestas filtraciones con perfiles de miembros de LulzSec. Todos desmienten a todos. Hackers contra hackers y teorías conspiratorias a la orden del día.

Anonymous y LulzSec se muestran fascinados por ser el Prometeo de nuestros días, la inteligencia que robó el fuego, se lo entregó a los hombres para no devolverlo jamás. Ciertamente, el hacking no acabará gracias a las generaciones de nuevos hackers inspirados en esos pioneros. Así que para desgracia de muchos administradores de sistemas y sus empleadores --gobiernos y empresas--, hay pocas esperanzas de que en el corto plazo el fuego sea apagado.