Los engaños en **Facebook** están a la orden del día. Primero fue [el botón "no me gusta" (*dislike*)](http://alt1040.com/2011/05/el-engano-del-boton-no-me-gusta-en-facebook), una trampa mediante la cual se pedía a los usuarios que insertaran código malicioso en su navegador. Los técnicos de Facebook dijeron que lo arreglarían cuando antes, buscando por todas partes el hueco que los *hackers* habían aprovechado. Parece que aún no lo hallan, pues ya ronda [otra amenaza más por la red social](http://www.crunchgear.com/2011/06/02/facebook-video-scam-infects-mac-and-windows/).

En esta ocasión, los programadores de este software malicioso quieren sacar provecho del morbo de los usuarios. El contagio inició el martes, cuando apareció un mensaje que te ofrecía ver un vídeo de **Dominique Strauss-Kahn**, el ex-director del Fondo Monetario Internacional (FMI) que fue cesado por un caso de violación. Para el día siguiente, la treta cambió a ofrecer un vídeo con material lésbico entre **Rihanna y Hayden Panettiere**. Si algo hay que aplaudirle a los *hackers*, es que saben qué es lo que el público demanda.

Ambos enlaces llevan a un sitio web que trata de instalar software de seguridad falso. En el caso de una máquina con **Windows**, el programa te pedirá que cargues una supuesta versión nueva de Adobe Flash Player; si eres usuario de **Apple**, te aparecerá un mensaje que pide que arregles algunas cuestiones de seguridad. En ambos casos, si autorizas la instalación, le abres la puerta a un programa malicioso.

¿Qué pasa si este software se instala? Este *malware* bombardea al usuario con mensajes de alerta, para después llevarlo a sitios de pornografía cada cinco minutos. Hasta ahora, la única manera que existe para detenerlo es **mediante una donación a los desarrolladores**. Sí, por más descabellado que suene, el programa te pide que pagues una cuota de hasta 80 dólares para que este *software* entre en un estado de hibernación. Además, si te niegas a pagar, no sólo continuará el bombardeo, sino que **el virus se propagará a través de tu muro de Facebook.**

La empresa sigue sin saber cómo es que este programa ha logrado eludir su sistema de detección de trampas. El caso del botón *dislike* fue sólo una prueba, pues este *malware* es muchísimo más agresivo. Hasta el día de ayer, **no había una respuesta por parte de Facebook**, salvo que están trabajando en resolver la situación. Así que, mientras las situación se contiene, tengan precauciones con los enlaces que pinchan en Facebook. La prevención siempre será la mejor herramienta.