Desde hace tiempo se viene comentando un posible cambio en el modelo de negocio de las operadoras y parece que éste está comenzando a suceder, las tarifas planas comienzan a desaparecer de la oferta de las operadoras o como poco, a tener una menor importancia. El claro ejemplo lo tenemos en Estados Unidos, donde Verizon ha sido la última en sumarse a ese cambio después de que lo hicieran ATT y Comcast.

La base de este cambio se basa en una simple regla: los que descarguen más tienen que pagar más. Bajo esa premisa viene el cambio y eso es algo que resuena en las operadoras de todos los países, aunque hay que señalar que esto no es nuevo y algunas operadoras europeas ya funcionan así.

Los cambios que han ido realizando de forma progresiva las operadoras estadounidenses se basan en ofrecer diferentes tipos de acceso por banda ancha que tendrían su precio según la velocidad de la conexión y tendría limitada la descarga mensual. Una vez superado dicho límite la operadora cobraría un recargo y ofrecería un extra de descarga durante ese mes.

Este es un modelo tarifario muy similar al que se viene usando en las conexiones de datos móviles, donde suele funcionarse de formas principalmente: un límite de descarga mensual tras el cual la velocidad de la conexión baja o bien cobrando un suplemento extra por haber superado dicho límite y continuar navegando a la misma velocidad.

Guste o no, este cambio que se está realizando en Estados Unidos puede dar pie a que más operadoras en el resto del mundo se lancen a realizar dichos cambios en su oferta, en España ya Movistar ya tiene algún producto con límite de descarga, y por el momento no se ha extendido. Este tipo de ofertas no gozan de demasiada popularidad, sobre todo aquí en España, donde tenemos unos de los accesos a Internet más caros de toda Europa.

¿Crees que las operadoras europeas seguirán el ejemplo de las estadounidenses y comenzarán a cambiar su oferta?

👇 Más en Hipertextual