El popular servicio de música en streaming, Spotify, lanza un nuevo servicio con lo que se convierte en una alternativa a iTunes. El último movimiento en este sentido por parte de Spotify ha sido lanzar un servicio de descarga offline para los iPod, algo que se acerca mucho al modelo tradicional que tiene Apple con iTunes.

Mientras todos esperábamos que Apple lancé su servicio de streaming de música, que supuestamente se adelantaría al de Google, viene este paso que ha dado Spotify, el probablemente no era esperado por muchos de nosotros y que puede situar a este servicio al nivel de otros si esta nueva opción funciona correctamente. La compra de canciones no requiere de cuenta Premium y los precios son los siguientes:

  • 10 canciones por 9,99 euros (casi 1 euro cada una)
  • 15 canciones por 12,99 euros (87 céntimos cada una)
  • 40 canciones por 30 euros (75 céntimos cada una)
  • 100 canciones por 60 euros (60 céntimos cada una)

Con estos precios llega el nuevo servicio para los iPod, con los que además de disfrutar de todas las canciones que compremos podemos gestionar toda la música que tengamos en nuestro dispositivo directamente desde Spotify, sin necesidad de conectar el cable USB a nuestro ordenador.

Este movimiento por parte de Spotify, viene con la intención de dar más importancia a su aplicación y que esta se convierta en la única mediante la que gestionamos nuestra música. Puede que tengamos un iPhone o un Android y que escuchemos toda la música que queramos mediante el servicio de streaming, pero si queremos un día llevarnos nuestro iPod Nano, que no tiene conexión a Internet, tendremos que depender de otra aplicación para enviar nuestras canciones al dispositivo. Con este paso, Spotify soluciona ese problema y todas las compras de canciones que hagamos para nuestro iPod también servirán para el resto de dispositivos que tengamos.

El jefe de producto de Spotify, Gustav Soderstrom, ha confirmado que este nuevo servicio se trata de hacer un iTunes redundante con el que quieren mejorar la experiencia del usuario, ya que de lo contrario, volverán a iTunes.

Los usuarios están haciendo malabares con dos productos al mismo tiempo y dijeron que realmente querían sincronizar sus listas de reproducción con sus iPods y iPhone.

De este modo vemos cómo Spotify ha pasado de ser solo un servicio de música en streaming con posibilidad de escuchar las canciones de forma gratuita con publicidad o pagando una suscripción y se ha convertido en un híbrido donde también tenemos comprar las canciones de una forma más tradicional. Seguro que esto es algo que también verán con buenos ojos las discográficas y quizá ayude a entrar en el mercado de Estados Unidos, algo que tanto le está costando hacer. Estamos hablando de canciones compradas directamente, un modelo ya conocido por todos y es una opción más en la que los usuarios podemos elegir cual es la que preferimos usar. Ahora bien, ¿crees que puede plantar cara a iTunes?