Una semana y media después, parece que Playstation Network y Qriocity volverán por fin esta semana, al menos de forma limitada. Así lo ha confirmado Sony en una extensa conferencia de prensa durante la que (por fin) han explicado con todo lujo de detalles el ataque sufrido: cuándo se produjo, cuál fue su naturaleza, por qué se tomaron tan erróneas decisiones a la hora de comunicarlo...

El mismísimo Kazuo Hirai, máximo responsable de Sony Computer Entertainment Interactive comparecía ante la multitud mediática para ofrecer por enésima vez las "más sinceras disculpas" por haber comprometido los datos de sus clientes.

Reveló el directivo que el ataque de marras fue "altamente sofisticado", hasta el punto que el mismísimo FBI se encuentra investigando en pos de encontrar a los responsables. El servidor hackeado se encontraba en el centro de servicios que AT&T tiene en San Diego, California. Sony no fue consciente de la intrusión hasta algún momento entre el 17 y el 19 de abril (no tranquiliza esta nueva imprecisión) procediendo a desconectar el servicio el día 20, cuando contrataron a una firma experta en seguridad informática para examinar el problema.

Los expertos tras la investigación determinaron que se trataba de un "ataque altamente sofisticado a manos de alguien altamente versado en sistemas de seguridad" que supo cubrir hábilmente su rastro. Con este primer informe sobre la mesa, Sony decidió contratar a dos empresas más, la última el día 24. Pasarían aún dos días hasta que el gigante japonés decidiese informar a sus consumidores del posible compromiso de sus datos, al constatar que no podían negarlo en modo alguno.

Sony ha querido confirmar también que sólo 10 millones de cuentas han sido notificadas, pues los 77 millones reportados por muchos medios incluyen un gran número de éstas duplicadas, dato ante el que uno se pregunta ¿en serio 67 millones de cuentas son meras copias, están inactivas o no han realizado compra alguna? Curioso que la compañía no tuviese reparos pues en promocionar tan engordada cifra a la hora de vanagloriarse por el éxito de PSN.

¿Qué está haciendo Sony ahora? Como medida preventiva está trasladando su centro de datos a una ubicación altamente secreta, incrementando notoriamente su seguridad física y virtual. Además, como ya informamos, un parche pedirá a todos los usuarios que cambien su contraseña, algo que sólo podrá hacerse desde la PS3 de turno o vía mail.

Sobre los costes que requiera la cancelación y apertura de nuevas tarjetas bancarias, Sony considerará la opción de cubrirlos si los afectados así lo quieren. Ya le avisamos nosotros de que sí: querremos, así que dejad de considerar y comenzad a planificar el proceso.

Una compensación ya confirmada a la que tendrán acceso todos los usuarios tras la reactivación de la red será un pack de contenidos gratuitos de PSN así como un mes de suscripción a Playstation Plus, servicio de pago que permite acceder a contenidos exclusivos y otorga nimios descuentos a sus usuarios. Servicio que, dicho sea de paso, no terminó de convencer a muchos jugadores. Los mismos que ahora aseguran no encontrarle atractivo ni aún siendo gratuito a perpetuidad.

-¿Nos va a compensar Sony con rebajas? -se preguntan muchos. La respuesta es sí, con eso y algún juego gratuito, al estilo de lo que ya hiciese Microsoft tras un fin de semana de inestabilidad en Xbox Live.

Sony concluyó su conferencia reconociendo haber sufrido ataques por parte de Anonymous, aunque no relativos al problema y prometió colaborar activamente con las autoridades para que esta clase de infortunios no empañen la imagen de las plataformas online. ¿Crearán una fundación o similar? Al menos así se le sacaría algún partido a tan tremebunda situación, porque lo es que por parte de los usuarios nulo.

Vía: Ecetia