Sony no levanta cabeza. Y es que a todo el desastre vivido la semana pasada con su PlayStation Network que terminó con la clausura temporal del servicio, en las últimas horas la compañía ha cerrado también la plataforma Sony Online Entertainment (SOE) tras detectar intrusiones ilegales en la misma según ha informado la propia compañía vía escueto comunicado de presa.

Concretamente en este caso diversa información personal de 24,6 millones de cuentas de SOE puede haber sido robada junto a datos financieros de una base de datos obsoleta desde 2007 entre los que podrían estar 12.700 números de tarjetas de crédito y cerca de 10.700 registros de cuentas bancarias de clientes de España, Alemania, Holanda y Austria.

De forma más detallada la compañía nipona ha indicado que la intrusión en Sony Online Entertainment se produjo entre los días 16 y 17 de abril, que ya han emprendido una investigación en profundidad y que la información personal de las aproximadamente 24,6 millones de cuentas de SOE que podría haber sido robada consta de nombre, dirección, email, fecha de nacimiento, género, número de teléfono, nombre de usuario y contraseña en la plataforma. Por otro lado en el caso de los 10.700 registros la información sustraída constaría del número de cuenta bancaria, nombre de cliente, nombre de la cuenta y dirección del cliente.

Finalmente Sony comenta también en la nota de prensa que restablecerán el servicio lo antes posible, que están comprometidos “a ayudar a sus clientes a proteger sus datos personales” y que en breve “estarán disponibles otros detalles en cada región”.

Actualización: Sony ha confirmado que entre los afectados hay 174 usuarios españoles. De esos en 114 casos la información robada han sido datos de tarjetas de crédito y débito y en los 60 restantes se ha sustraído información de las cuentas bancarias.