Últimos coletazos de la brecha de seguridad que más ha dado que hablar en los últimos años. PlayStation Network va recuperando su ser lentamente en todo el globo salvo en Japón, donde ahora no sólo el gobierno se opone a us retorno por carencia de garantías sino también las principales compañías de crédito niponas.

Todas ellas, relata el diario Asahi Shimbun, habrían demandado a Sony el pormenorizado detalle de las nuevas medidas de protección con que se ha blindado la plataforma, de tal manera que los números de tarjetas de crédito resulten del todo inaccesibles a intrusos.

La especial preocupación de estas compañías obedece a las peculiaridades del mercado nipón, donde serían éstas las únicas responsables de compensación si los datos de alguno de sus clientes fuesen usados de forma ilegal. No se tiene constancia además de que Sony haga extensiva a Japón la anualidad gratuita del seguro de protección que disfrutarán europeos y estadounidenses.

Se asegura además que, si bien Sony no tenía pensado proporcionar información alguna a estas compañías, al final no ha tenido más remedio que pasar por el aro acorde a una cláusula de la Japan Consumer Credit Card Association, que obliga a la notificación siempre y cuando información bancaria haya quedado comprometida.

La restauración de PSN en Japón, dicen los expertos, se produciría en cualquier caso antes de junio, sin que haya trascendido nada sobre un posible Welcome Back pack al estilo occidental.

Quienes también se muestran harto preocupados son los desarrolladores, que temen la saturación de PlayStation Store (aún no operativa) una vez abra sus puertas con las estanterías a rebosar de postergados lanzamientos.

Declaraciones de un desarrollador anónimo consultado por EDGE:

Como desarrollador, me apenan todos aquellos equipos que iban a lanzar sus títulos durante el cese de PSN. El retorno de PS Store vendrá marcado por una gran confluencia de títulos atrasados que derivará en muchos pasando completamente desapercibidos.
La ausencia de PSN ha retrasado el desarrollo de funcionalidades online, pues no puedes ponerlas a prueba sin la plataforma en funcionamiento. Afortunadamente he podido revisar gran parte de mi proyecto de forma offline, así que la fecha de lanzamiento sigue intacta, lo que no es la tónica.

Habla ahora Ilari Kuittinen, CEO de Housemarque, quien teme que los títulos regalados por Sony afecten también a las ventas de nuevos juegos:

Mi mayor preocupación es que la gente vuelva a confiar en PlayStation Store, además, como todos van a recibir varios títulos gratis, se pasarán meses jugándolos sin hacer nuevas compras.