Ayer os comentaba una información que había dado Intel sobre el próximo sistema operativo de Microsoft, Windows 8, en la que el socio de esta señalaba que el nuevo sistema operativo de las ventanas en su versión ARM no tendría compatibilidad con aplicaciones antiguas. Pues bien, parece que dicha afirmación no ha gustado demasiado en Redmond y han pedido explicaciones a Intel por esos comentarios, que han indicado que son engañosos e inexactos.

Renee James, el director general de software de Intel dijo en la reunión anual de accionistas de su compañía que la versión de Windows 8 con ARM traería una nueva experiencia y que esta no podría ejecutar aplicaciones heredadas, a la par que señalaba que en la versión para PC también habría cierta limitación pero las aplicaciones se podrían ejecutar mediante un software llamado _modo Windows 7.

Declaraciones de Intel durante la reunión de ayer con inversores sobre los planes de Microsoft para la próxima versión de Windows fueron materialmente inexactos y engañosos, por desgracia. Desde las primeras demostraciones de Windows en SoC, hemos sido claros de nuestros objetivos y hemos hecho hincapié que estamos en la frase de demostración de una tecnología. Como tal, no tenemos más detalles o información en este momento

De este modo, respondía Microsoft a las declaraciones hechas por este responsable de Intel. Aunque a pesar de este comunicado que desarrolla Windows no habrá detalles sobre cómo podría afectar una limitación para ejecutar el software antiguo en sus las versiones de ARM que tendrá Windows 8 y probablemente habrá que esperar hasta la conferencia de septiembre en la que se darán más detalles sobre el siguiente sistema operativo.

Según analistas consultados, cabe destacar que a pesar de este encontronazo entre ambas empresas no parece que se vaya a producir una ruptura en las relaciones. Desde mi punto de vista me parece raro que Intel diga que no es cierto y que únicamente desde Microsoft no querían dar a conocer detalles sobre esto más adelante, ¿Qué piensan ustedes, queridos lectores?