Ya son más de 100.000 firmas de los ciudadanos para exigir que las convocatorias en la Puerta del Sol se lleven a cabo. Exactamente y mientras estoy escribiendo 107.972 personas que apoyan con su firma que se revoque urgentemente la resolución de las Juntas Provinciales, tanto en Madrid como en otras ciudades. Faltan alrededor de ocho horas para conseguir las 150.000 firmas necesarias.

Como muchos sabréis, la Junta Electoral Provincial de Madrid junto a otras Juntas Provinciales del resto del país han prohibido las concentraciones convocadas para esta tarde por "considerar que no concurren causas extraordinarias y graves que justifiquen la urgencia de la convocatoria solicitada en un espacio de 24 horas".

Desde Actuable todos aquellos ciudadanos que estén en desacuerdo podrán apoyar con su firma la petición con el envío de una carta que recordamos una vez más que se encuentra a falta de menos de ocho horas para poder llegar a las 150.000 firmas. Una carta que os paso a transcribir con la que el ciudadano envía lo siguiente a la Junta Electoral Central:

La Junta Electoral Provincial de Madrid y otras Juntas Provinciales del resto del territorio han desautorizado las concentraciones convocadas para esta tarde en diversos puntos de España. La resolución de la Junta Electoral Provincial de Madrid dice que “no considera que concurran causas extraordinarias y graves que justifiquen la urgencia de la convocatoria solicitada en un espacio de 24 horas".

Aparte de limitar el interesante debate ciudadano que está teniendo lugar y limitar las propuestas que allí se están dando, la Junta está incurriendo en una falta evidente de responsabilidad al permitir que la policía trate de reprimir las manifestaciones. Considerar que “la petición del voto responsable puede afectar a la campaña electoral” no hace sino dar más motivos para que muchas personas se unan masivamente a las concentraciones.

Se trata de una temeridad. Les pido que urgentemente revoquen estas resoluciones. En la Puerta del Sol y en otros puntos de España se está abriendo un debate social sin precedentes, que va más allá de cualquier partido político y que solo plantea alternativas viables en una situación de crisis económica alarmante.

Les solicito que revoquen urgentemente estas resoluciones y salvaguarden el derecho de manifestación pacífica.

Quedo a la espera de su respuesta.

Atentamente,