¡Y pensar que de inicio la comunidad hacker estaba encantada con una Playstation 3 que decidió apostar abiertamente por la apertura operativa! Recordaréis que las primeras remesas del hardware permitían instalar un segundo sistema operativo tal como Linux o FreeBSD, posibilidad erradicada a posteriori a partir de la polémica actualización de firmware 3.21.

Corrieron entonces ríos de tinta al respecto de lo que se interpretó como una coartación en toda regla. Otros consideraron que la medida era necesaria en pos de la seguridad, pues aunque la apertura de la máquina a otros entornos abría la puerta a interesantes avances caseros, también daba vía libre a las más inquietantes amenazas. Curioso lo que ha terminado aconteciendo después...

El 30 de marzo de 2010, el célebre GeoHot dijo encontrarse trabajando en un firmware casera que anulara la medida a la par que se interponían demandas contra Sony por la misma.

Mientras la compañía sigue inmersa en la reestructuración de Playstation Network y la investigación sobre su brecha de seguridad, ciertos miembros de la comunidad hacker no han descansado, ajenos a la irresponsabilidad de sus compañeros, en el intento por restaurar el llamado OtherOS de PS3. Finalmente lo han conseguido.

El resultado es el parche OtherOS++, que ya ha sido liberado. Otra de las grandes figuras del mundo hacker, Graf Chokolo, ha salido a la palestra para avalar la solución, calificándola de utilísima en el hackeo del hipervisor que hasta ahora bloqueaba nuevas instalaciones. OtherOS++ garantiza así el control absoluto de toda la RAM de PS3, permitiendo "escribir y leer cualquier cosa".

Esperemos a ver cómo responde una Sony saturada por las críticas. Mary Bono Mack, representante y cabeza visible del US House Subcommittee on Commerce, Manufacturing and Trade, cargaba duramente contra la compañía hace unas horas en sesión extraordinaria:

Para mí, la única cuestión importante es: ¿Por qué no notificó Sony del ataque a sus consumidores tan pronto como le fue posible? Creo que todos tienen derecho a saber que su información personal se encuentra comprometida y Sony (como muchas otras compañías) la responsabilidad de alertarles... inmediatamente.

Alega la representante que Sony erró al obligar al usuario a buscar información sobre los ataques, pues los primeras alertas se produjeron desde el blog oficial de la compañía, no remitiéndose mails de advertencia hasta varios días después.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.