Las asociaciones de lobbying más poderosas del mundo que incluyen a la MPAA y al IFPI, además de un puñado de asociaciones de marcas registradas, han envíado una carta al Parlamento Europeo para presionarlos a firmar el ACTA, sin que se lleve a cabo la revisión legal en la Comisión de Justicia Europea que el grupo político de Los Verdes promueve.

La carta pide que ACTA no sea llevada a la Corte de Justicia Europea, ya que esta acción:

retrasaría la adopción e implementación de ACTA y debilitaría la posición (de Europa) de cara a sus socios internacionales, como un líder que propone y apoya la protección efectiva de los derechos de propiedad intelectual a nivel global.

Un debate considerable ya se ha llevado a cabo entre la Comisión y el Parlamento Europeo acerca de ACTA y la Asamblea a dado su apoyo para la pronta conclusión de las negociaciones de ACTA en su resolución del 24 de novimebre del 2010. Aún más, el 17 de febrero del 2011, la mayoría de los Miembros (465) votaron el Tratado de Libre Comercio de la Unión Europea-Korea, que incluye medidas de protección de propiedad intelectual que en su mayoría son idénticas a las de ACTA.

Pues sí, el libre comercio como arma económica. Por eso es importante comprender su rol y lo que sucede cuando se suma la propiedad intelectual a esta ecuación.

En México los grupos de lobbying también envíaron una carta al Senado Mexicano en la cual piden más debate público, a pesar que en el Grupo Plural de Trabajo que organizó el Senado Mexicano demostró con argumentos contundentes que el ACTA no responde a los intereses de los mexicanos, sino únicamente a los de la industria. También publicaron un desplegado en el periódico El Universal, en donde piden al Presidente de México que se firme ACTA para proteger la cultura.

La carta de los lobbies al Parlamento Europeo es envíada una semana después de que la Comisión encargada de ACTA en Europa -- a cargo de Karel De Gucht-- envió una respuesta/defensa PDF a la carta emitida por académicos europeos, la cual demuestra los problemas de este tratado con el acervo comunitario de la Unión Europea, es decir con sus normas legales.

Su descarado argumento es que la ambigüedad en el lenguaje de ACTA simplemente significa que respetará la voluntad de los países participantes. Es muy fácil decir eso cuando su principal interesado, Estados Unidos,no lo considera un acuerdo vinculatorio.

La opinión para muchos acerca de la respuesta del equipo de De Gucht, es simplemente la carencia de habilidades de lectura básicas de sus negociadores, para Mike Masnick en Techdirt de hecho, fallaron miserablemente. Igualitos que los funcionarios mexicanos ante el Senado Mexicano.

Es un hecho que ACTA nunca ha pretendido ser un proceso legal y mucho menos democrático. Pero la colusión de los monopolios culturales con las instituciones públicas y funcionarios gubernamentales jamás dejarán de sorprender por su descaro. ¿Por qué permitimos esta piratería legislativa?

Sí los negocios dedicados a la explotación de la cultura comercial estan tan seguros de que ACTA es completamente legal, ¿por qué quieren evitar su revisión legal en la Corte de Justicia Europea?

Descarga la carta de los lobbies para presionar al Parlamento Europeo. PDF