No es una aplicación que acabe de lanzarse, de hecho hablamos de ella en nuestra sección de las 5 aplicaciones que os recomendamos cada fin de semana, y a lo mejor algunos de vosotros ya la conocíais pero después de estar probando HeyTell durante unos días he acabado convencido de que es una aplicación sencilla, fácil de usar y que puede tener mucho futuro. Lo que hace HeyTell es, ni más ni menos que ejercer la misma función que los ya anticuados walkie-talkies, pulsas, hablas, esperas y listo, obviamente no funciona mediante una señal de radio sino a través de una conexión de internet (WiFi o 3G) y nos permite agrupar nuestras conversaciones por contactos. Hay que probar la aplicación para darse cuenta pero el mecanismo está muy bien conseguido y es verdaderamente intuitivo.

De entre las muchas cosas que los smartphones no están poniendo en la palma de la mano, una de las que más me llama la atención es que están revolucionando completamente la manera en la que nos comunicamos, lo están haciendo con aplicaciones como WhatsApp, con aplicaciones VoIP como Viber o Skype y con aplicaciones como Instagram, allá donde vamos la comunicación va con nosotros. HeyTell se nutre principalmente de eso, yo soy el primero que pensé que menuda tontería enviarse mensajitos tipo walkie talkie cuando tienes otras opciones que te permiten mantener una conversación por voz, además de manera fluida y continua, de forma gratuita. Pero la aplicación mas directa de HeyTell no es la de una llamada telefónica convencional si no la de ejercer como 'chat de voz', como digo, hay que probarlo un tiempo para entenderlo plenamente. Es como si al concepto de un mensaje en el buzón de voz le añadiésemos el de conversación e instantaneidad.

Para que HeyTell funcione bien los mensajes tienen que ser cortos, concisos y hay que tener siempre muy claro que puede que la otra persona no los escuche, aunque si los reciba, instantáneamente (como ocurre en un chat de texto tipo mensajería instantánea convencional como puede ser Whatsapp). Una vez establecido eso, la conversación fluye sola, es útil para decidir rápidamente a qué sitio vas a ir a cenar con algún amigo, para compartir alguna idea, para recordarle a alguien alguna tarea pendiente y para todo lo que se nos vaya ocurriendo. Vuelvo a insistir en que no es un sustituto de una llamada telefónica convencional, con el tiempo acaba siendo cansado tener que estar comunicándose a base de mensajitos y esperar una vez que envías a que el otro conteste.

El hecho de que nuestro pequeño mensaje de voz tenga que enviarse también ayuda mucho a darle dinamismo a la aplicación ya que una vez grabada, esa voz tiene que enviarse, rápidamente te das cuenta de que si elaboras mensajes muy largos tardas mucho más en subir el archivo y el otro en recibirlo, la conversación tiene que ser rápida y concisa, como en un walkie talkie convencional. Pero por encima de todo lo que más gusta de HeyTell es que es divertido, simple y llanamente, es una aplicación muy divertida de usar y a la que paralelamente le podemos sacar muchísimos usos. No sé si se convertirá en una aplicación extremadamente popular (tiendo a creer que no) pero futuro y utilidades os aseguro que no le sobran, está disponible tanto para Android como para iOS y es completamente grauita.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.