HADOPI se perfilaba como un desastre en potencia desde el momento que el gobierno de Nicolás Sarkozy decidió rendir a los intereses de la IFPI la democracia del país que mal representa. Antes que nada recordemos que HADOPI no es sólo una ley sino de hecho, una agencia burocrática con funciones policiales para defender el derecho de autor en el internet.

Lo anterior significa que para implementar la barbárica ley de los 3 avisos dedicada a monitorear las conexiones de los clientes de los proveedores de internet para encontrar contenido protegido por derechos de autor, se requieren los servicios de deep packet inspection de una compañía privada, dedicada a darle las direcciones de IP a los monopolios dedicados a gestionar derechos de explotación de obras, de esta forma pueden solicitar al proveedor de Internet se envíen avisos a los sospechosos de infracciones al derecho de autor, quienes sí supuestamente lo hacen en 3 ocasiones, se ganan la desconexión al internet y además de que se le agrega a una lista negra para que otros ISPs no puedan ofrecer el servicio.

El usuario puede apelar únicamente al haberse ordenado la desconexión.

Bueno ¿y la noticia?

@BenoitTigeot On parle d'une entreprise privée qui manipule une grande quantité de données personnelles sans contrôle hein </rappel>less than a minute ago via web Favorite Retweet Reply


Platicando acerca de una compañía que maneja grades cantidades de datos personales sin control eh?

Trident Media Gard (TMG), el grupo seleccionado por la industria para monitorear el tráfico P2P y entregarlo a HADOPI, al parecer no protege nada bien su sistema:

Una máquina virtual derramó (leak) mucha información como scripts, clientes P2P para generar peers falsos, direcciones locales de su centro de datos e incluso passwords que podrían ocasionar un vulnerabilidad de seguridad global

El investigador Olivier Laurelli que reportó esta negligente vulnerabilidad se pregunta si TMG no es de hecho una subsidiaria de SONY, pero, respetuosamente avisó de su falla para que la arreglarán, no sin antes considerar la opción de que fuera un honeypot, es decir, una trampa de las cuales acostumbra la industria arrojar a la red.

Felicidades por hacer todo mal una vez más. Es increíblemente inepta la forma en la que la industria persigue a la sociedad, para muestra la defensa de TMG:

Los datos que pertenecen TMG publicados este fin de semana en el internet, pertenecen a un servidor de prueba dedicado a desarrollo e investigación (R&D)

5342 direcciones de IP que incluyen países fuera de Francia como USA, Italia y Suecia, un ¿test? Para Erik Walter, el director de HADOPI, no es menor cosa y tuiteó que se han suspedido las conexiones de HADOPI con TMG como medida de precaución:

par mesure de précaution l' #hadopi a décidé de suspendre provisoirement son interconnexion avec #TMGless than a minute ago via Echofon Favorite Retweet Reply

Al no detenerse la relación del gobierno con esta negligente empresa al servicio de la *industria, HADOPI se suspende, ya que de acuerdo a la ley la tarea de TGM era envíar a HADOPI las direcciones de IP sospechosas de infracción, durante las 24 horas siguientes a la supuesta ofensa. No hay quién realice tal tarea.

Recordémos que la primera versión de HADOPI fue declarada anti-constitucional por violar el principio de presunción de inocencia, ignorar la separación de poderes y limitar la libertad de expresión. Sin embargo la ley fue revisada y eventualmente aprobada a pesar de todo el criticismo y las advertencias acerca de sus ahora, comprobados peligros.

La necedad del presidente de Francia logró entre otras cosas que el balance necesario entre los derechos fundamentales de los ciudadanos y los derechos de propiedad de los titulares se fuera por la borda en el mundo entero; abriéndo la puerta para que gobiernos como el de México, se llenen la boca al poner como ejemplo a HADOPI, a pesar de que la piratería incrementó en ese país y su agenda represora ha sido expuesta.

Pero hay más: muchas de las direcciones de IP que recolecta TMG son desde el 2008, cuando HADOPI no existía. No se han realizado las auditorías programadas a TMG que ordena la ley. Y aún más importante: ¿Por qué la Comisión de Privacidad de Datos esta tan preocupada si una dirección de IP no no es un dato personal?

Tal vez, en vísperas de la celebración del casino e-G8, podrá explicar a detalle el pequeño problemita de HADOPI a todos los gobiernos que toman de ejemplo este sistema fallido.

Esta fue una aventura más del sistema de propiedad más patético del planeta, el cuál ni con todo el dinero del mundo puede siquiera garantizar la seguridad mínima de su sistema de represión.

HA-HA-HADOPI

Copyright Cops from Julio Secchin on Vimeo.

Por cierto, la lista de contenido que TMG monitorea se encuentra disponible en PasteBin.