La casa del futuro es una de las fantasías tecnológicas más recurrentes. Hogares que funcionan de manera automática, con sólo presionar un botón desde un mando. Pues **Google** quiere que ese dispositivo de acción sea tu teléfono móvil y [que funcione con Android](http://www.dailytech.com/Android+Makes+the+Jump+to+Home+Appliances/article21600.htm). Con **Android@Home**, la empresa considera que casi cualquier aparato podría ser activado por tu celular: desde encender y apagar las luces según la programación de tu calendario, hasta dar comandos a diferentes electrodomésticos.

Dentro de las muchas novedades que se han anunciado en el **Google I/O**, se encuentra otro pequeño avance rumbo a la automatización casera. En una demostración realizada en el ciclo de charlas de ayer, los chicos de Google nos mostraron un dispositivo llamado **Tungsten**, ¿Cómo funciona? A través de [códigos de identificación por radiofrecuencia](http://es.wikipedia.org/wiki/RFID) (RFID) --esas pegatinas que a veces se emplean en los productos en tiendas departamentales-- el dispositivo es capaz de detectar de qué disco se trata y agregarlo de inmediato a la biblioteca. Con otro botón más y la música comienza a reproducirse. Es una manera rápida y sencilla de convertir tus CDs en canciones digitales.

Además, Google está trabajando de cerca con la Lighting Science Group, una compañía que trabaja en el desarrollo de **bulbos LED inalámbricos** que se comuniquen con dispositivos cargados con Android. Lo mejor es que están pensados para **salir de forma comercial hacia finales de 2011**. También están pensando en desarrollar un protocolo de conectividad entre aparatos eléctricos que no cuenten con Wi-Fi --como un refrigerador-- pero no han entrado en detalles.

El propósito de Android@Home es desarrollar una red inalámbrica de bajo alcance que permita **la conexión entre dispositivos y aparatos del hogar en un rango de distancia regular**. Eso sí, esta red sería lo suficientemente poderosa como para transferir vídeo --como en el caso de una cámara de vigilancia--. Ahora sí, ¿quién se atreve a negar que Google se quiere *meter hasta la cocina*?