Prestad atención al siguiente gráfico, el cual nos muestra la evolución del tráfico de Internet en Estados Unidos, en el que vemos como el contenido de entretenimiento en tiempo real ha ido creciendo durante los últimos dos años. Este informe nos muestra como, por primera vez en la historia, el contenido de pago es el que mueve el mayor tráfico de Internet.

Como se puede ver hay tres grandes bloques que son los que lideran el tráfico de Internet dentro de las fronteras estadounidenses, lideradas por la navegación web, el P2P y el entretenimiento en tiempo real. Este último, capitaneado por Netflix es el que más ha crecido, pasando del 29,5% del año 2009 al 49,2% que tiene en el primer trimestre de este año. El tráfico generado por la navegación web es el que más ha caído, desde casi el cuarenta por ciento hasta el 16,6%. La segunda posición con mayor porcentaje del tráfico la tiene las redes P2P, que aunque han aumentado su uso durante los dos últimos años, están muy por detrás de los contenidos de pago.

Estos datos tienen una lectura muy interesante, pero sobre todo nos muestra que con la oferta adecuada al usuario no le importa pagar y se ha estado demostrando claramente con Netflix, que actualmente genera el 25% del tráfico de Estados Unidos, por delante de las redes de intercambio.

Muchos deseamos que servicios como Netflix lleguen a nuestros países y se pueda demostrar que con una oferta adecuada no solo no nos importa pagar por los contenidos al contrario de lo que algunos piensan. Pero para que eso suceda tienen que cambiar algunas cosas dentro de la industria y es que ese servicio, líder de entretenimiento en Estados Unidos, se cuestiona venir a España por los abusivos derechos de autor.

En definitiva, como podemos ver para que los productos de este tipo triunfen además no solo hace falta voluntad por parte de los usuarios por usarlos, sino que los diferentes mercados se tienen que adecuar a la evolución de las tecnologías para poder continuar existiendo y como demuestra Netflix, es posible hacerlo, tan solo necesitamos productos de calidad como este o Spotify que se ha mostrado un modelo muy interesante tanto para los usuarios como para los propietarios de los derechos de autor.

Vía: Bitelia