Hoy ha salido a la luz un estudio de Distimo bastante revelador y que ha levantado bastantes ampollas más que nada porque pone en evidencia una gran carencia del Android Market de cara a los desarrolladores, el consumo de aplicaciones de pago, donde supuestamente están los mayores beneficios para la aplicación, en el pasado mes de abril apenas llegó al 3%, siendo el 97% resante de toda la tienda descargas de aplicaciones gratuitas (que no quiere decir que no den beneficios) o que no sean rentables.

El mismo estudio también aporta otros datos demoledores, solo 96 aplicaciones han sido descargadas más de 5 millones de veces y tan sólo dos aplicaciones de pago, dos, han conseguido pasar del medio millón de descargas. Las comparaciones son odiosas, y más en un tema tan sensible, pero al mismo tiempo son inevitables, y es que mientras esta es la realidad en el Android Market en el patio de al lado llamado App Store los desarrolladores parecen estar frotándose las manos mientras una lluvia de dólares les cae del cielo cortesía de Apple y una tienda que, aún con sus carencias, aporta muchísimos más beneficios.

Porque lo grave también es que mientras que en Abril en Android sólo un 3% eran como decíamos descargas de pago en ese mismo periodo las descargas de aplicaciones de pago en iOS subió un 3.8% (más del porcentaje total que suponen las ventas en el Market) y si lo extrapolamos a toda la App Store un 17% por ciento son descargas de aplicaciones de pago y el 83% son gratuitas. Estos números pertenecen a estudios y no deberían darse nunca por sentado como verdad absoluta pero de ellos en este caso particular se trasluce una verdad más que evidente, por el momento desarrollar para la plataforma de Apple es potencialmente muchísmo más productivo y rentable, aunque ello suponga adecuarse a algunas normas y a tener un margen de desarrollo un poco más reducido por las estrictas normas que impone la compañía de Cupertino.

¿Qué es lo que está fallando exactamente en el Android Market? Porque a nivel de usuarios en algunos mercados hace tiempo que el pequeño robot verde superó a la manzana mordida y no parece haber a primera vista una relación clara entre el número de ventas con el de descargas y el de ingresos estimados. En mi opinión son varias las razones, la primera y más importante de ellas es que el Android Market, incluso pese a su reciente renovación hace unos meses, está muy por debajo a nivel de diseño de la App Store. Y lo que ocurre es que en la mayor parte de los casos las descargas no las realizamos a través de la web (en el caso de Android) o de iTunes (en el caso de iOS), sino que lo hacemos a través del propio dispositivo, en ese sentido una buen diseño y unas características que faciliten lo máximo posible la compra al usuario son esenciales.

También se habla de que Google favorece más el sistema para que haya más aplicaciones gratuitas soportadas por anuncios, que los usuarios de Android tienen un perfil económicamente más bajo que los de iOS (ridículo) o que no ha tenido tiempo para hacer las cosas mejor. Mi suposición se acerca un poco más a esta última, Android es un sistema que ha crecido rapidísimo y que desde el principio ya contaba con una tienda de aplicaciones a la que le faltaban muchísimos detalles por pulir, con el tiempo estos se han hecho cada vez más evidentes y ahora todo ese despegue brutal sin una base realmente sólida le está pasando factura.

Yo creo que los esfuerzos de la compañía en arreglar estas carencias no son pocos y que además estamos presenciando el crecimiento de otras tiendas de aplicaciones como la de Amazon, según algunas suposiciones esto empezaría a cambiar en los próximos meses y para finales de 2011 será muchísimo más rentable. Yo creo que tardará un poco más, y que le costará despegar, pero esperemos que eventualmente Android despegue y consiga ser tan rentable para los desarrolladores como lo es hoy en día la App Store.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.