La popularización de Twitter ha superado esferas de early adopters, de geeks y de los entusiastas del internet y las plataformas sociales. Estos días Twitter es usado por casi cualquier persona. Con tal masificación, el argumento de "cada día Twitter se vuelve más inaguantable" o "cada día leo más tonterías" es más recurrente.

Twitter, como cualquier otra red social no debería, nunca, ser una mala experiencia, ni causar malos momentos. Como en la vida real, no es necesario acercarte a espacios que no te hacen sentir cómodo, no es necesario escuchar (o en este caso, leer) a personas que no te agradan, discutir de temas que no te interesan o entrar en un pelea.

Dicho eso, estos son mis cinco consejos para mejorar tu experiencia en Twitter:

  1. El seguir a alguien no es un contrato de amistad, por mucho que algunos quieran hacerte creer que así es. Si una amistad se basa en el follow de Twitter, simplemente no es amistad. Dejar de seguir a alguien no debería ser tomado como "algo personal".

  2. Teniendo el primer punto claro, sigue a las personas que te llamen la atención por las cosas que escriben, porque te interesa por su profesión o por sus opiniones y por sus puntos de vista. Seguir personas para "quedar bien", porque es "políticamente correcto" en tu círculo social, o dejar de seguir alguien que te llama mucho la atención por las mismas razones hará que tu timeline sea extremadamente aburrido y lleno de mensajes que no te interesan.

  3. Evita a toda costa todo movimiento relacionado con la reciprocidad. como el #follow1x1 -- Twitter es una plataforma de comunicación basada en intereses y no en amistades (como Facebook). Las relaciones, por lo tanto, son asincrónicas.

  4. Sigue la cantidad de gente que puedes seguir, ni más ni menos. Algunos se sienten cómodos con 100, otros con 1.000 y algunos con 10.000; no hay regla, pero tampoco debería haberla. Así mismo, nadie debería reclamarte el número de seguidores que tienes. Y si se te cruza por la cabeza reclamarle eso a alguien, por favor recuerda, cada uno puede hacer lo que quiera con su cuenta de Twitter y nadie tiene derecho a reclamar. Si no te gusta lo que alguien en particular está haciendo, simplemente deja de seguirlo.

  5. El botón de bloquear es tu amigo. No tienes por qué leer o aguantar las tonterías de personas que usan Twitter para molestar o acosar a otros. No tengas miedo en usarlo. Entra al perfil de la persona que te está molestando y bloquéalo. No volverás a saber más de él o de ella. En caso que estés recibiendo spam, puedes reportarlo.

Espero que estas recomendaciones te sean de utilidad, si tienes alguna idea para ampliar la lista puedes dejarlo en los comentarios: Me puedes seguir en Twitter desde @earcos y a este blog desde @ALT1040.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.