Hace un par de días Barnes & Noble lanzaba una nueva versión de su popular lector de ebooks, Nook. Este nuevo modelo ofrece, entre otras cosas una pantalla táctil, Android 2.1 como sistema operativo, en mi opinión todo un acierto y una duración de batería de dos meses. Como respuesta Amazon ha rebajado el precio de su Kindle 3G de los $190 dólares que costaba hasta ahora a unos más asequibles $164 dólares en un intento de acercar más el rango de precios con respecto al Nook y de ofrecer, soportada además mediante un sistema de anuncios, una funcionalidad que este último no tiene: conectividad 3G.

Tampoco es que sea una rebaja considerable de precio, pero hay que entender bien el contexto en el que ha sido realizada. El mes pasado Amazon ofrecía una nueva versión del Kindle (versión sólo WiFi) que debutaba con un precio sensiblemente menor pero a cambio incluía publicidad, ahora lo que se ha hecho es añadir también la posibilidad de que sea el modelo con 3G (en mi opinión el mejor y más completo modelo de ebook existente ahora mismo, a falta de probar el nuevo Nook) el que se pueda adquirir con esas ofertas a un precio reducido. Personalmente jamás habría pensado que la venta de un Kindle con anuncios pudiese tener mucho futuro, pero lo sorprendente es que en las seis semanas que lleva puesto a la venta el modelo WiFi este se ha convertido en el modelo más vendido.

Así pues teniendo en cuenta todos estos factores el panorama queda así, con el Kindle WiFi resultando el modelo más barato por $114 dólares, después iría el Nook, que es superior en algunas prestaciones como la pantalla táctil (te ahorras el uso de muchos botones) y Android por $134 dólares y finalmente en lo alto del ránking el Kindle 3G por $164 dólares teniendo en cuenta también que ambos modelos del lector de Amazon incluyen publicidad. No está nada pero que nada mal, poco a poco los lectores de ebooks empiezan a adquirir precios cada vez más asequibles y a colocarse en franjas de precio muy razonables si tenemos en cuenta la comodidad, la versatilidad y el ahorro de espacio y muchas veces de dinero que suponen.

Ahora lo que me gustaría ver es el movimiento de Amazon a todo esto, aunque yo sigo siendo bastante fan de su modelo y el Nook que probé en su día (que además sólo se envía dentro de EEUU, grandísimo fallo) no era más que regular, tengo que reconocer que un ebook con pantalla táctil me llama muchísimo. Si a eso le sumamos la duración absurdamente larga de su batería y que monta un discreto pero potente Android 2.1 estamos ante un ebook al que no hay que minusvalorar. Mi teoría es que Amazon moverá ficha pronto y sacará también su Kindle con pantalla táctil en un periodo breve de tiempo, esperemos que se den prisa.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.