¿Quieres saber cómo elegir un cómic grandioso de manera infalible? Toma cualquiera que tenga el nombre de Alan Moore escrito en la portada. Ojo, que la regla no aplica para las películas, porque dos de sus adaptaciones cinematográficas más conocidas (Watchmen y The League of Extraordinary Gentlemen) no le llegan ni a los talones a las obras originales. Es más, el autor es conocido por repudiar las cintas, al grado de ni siquiera haberlas visto. Sí, señores: Alan Moore es un hombre de cómics. O lo era, hasta ahora.

Más que esgrimir una defensa acérrima de los tebeos, lo que Moore desdeña es que se saque a una obra de su plataforma original para insertarse en otra. Ésa es la razón que atribuye el autor al fracaso (?) de ambas películas: no fueron concebidas para el lenguaje cinematográfico, sino para la novela gráfica. Sin embargo, esto no implica que Moore no esté dispuesto a saltar de las viñetas hacia otro género. ¿Al fin lo veremos involucrado en el celuloide? ¡No!

En una sesión de preguntas y respuestas para la revista Dodgem Logic, el escritor reveló que, en efecto, trabaja en un videojuego. Tras ser cuestionado si ha considerado incursionar en esta plataforma, Moore reveló que planea un proyecto transmedia, en el que contempla también el desarrollo de un juego de vídeo. Sin dar más pistas, le ha dicho a los fanáticos que estén atentos dentro de los próximos 12 meses, porque habrán sorpresas al respecto.

No sé ustedes, pero a mí se me hace agua la boca sólo de pensar que un genio como Moore se decida a hacer un videojuego. Si no está familiarizados con su obra, les recomiendo encarecidamente que corran a su tienda de cómics más cercana y se compren dos o tres de sus obras. Créanme, no se arrepentirán.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.